11/28/2020

Latinos en Estados Unidos

Informativo de la Comunidad Latina

Plan de Maduro para controlar minería ilegal de oro

3 min read

A Nicolás Maduro no le basta hacer negocios bajo la mesa para tener el control de la empresa petrolera venezolana PDVSA. Ahora el régimen chavista busca otras fuentes de ingresos como la extracción ilegal del oro sin importarle la destrucción ambiental y la vida de las etnias que habitan la Amazonía llanera.

Se trata de una próspera industria de oro ilegal que devasta bosques, ríos y comunidades indígenas financiando a la narcoguerrilla colombiana así como para alentar una guerra entre comunidades indígenas al sur del país.

Esta denuncia de la organización ambientalista SOS Orinoco pone en evidencia el maléfico plan de Maduro de reclutar a jóvenes indígenas por parte de grupos guerrilleros para que las mismas comunidades se enfrenten. Por eso que actualmente, las etnias Piaroa/Uwottuja están enfrascadas en una feroz lucha para el control de las minas de oro en un sector conocido alrededor del río Guayapo.

Este plan viene impulsando la proliferación de asentamientos mineros ilegales en todo el sur de Venezuela para traficar ilegalmente oro, que es una de las fuentes de ingresos más confiables con que cuenta también Maduro, luego que la industria petrolera venezolana sucumbiera por corrupción y mala administración.

Arco de la muerte

Las denuncias sobre la injerencia de Maduro y la participación de la guerrilla colombiana, en particular del Ejército de Liberación Nacional (ELN), ha puesto en evidencia el control terrorista en gran parte de la actividad del llamado Arco Minero, ubicado al sur del río Orinoco, en la parte norte del estado Bolívar y cuya superficie total es de 111 843,70 km.

Entonces se trata de cuencas vitales de la Amazonía de gran biodiversidad y donde hay una población de más de 54.000 indígenas que se han visto afectados con la industria de la minería ilegal de oro. Todo ello ha causado un daño ambiental para las comunidades indígenas en Venezuela que tienen enormes dificultades para mantener sus estilos de vida tradicionales por lo que se ven forzados a recurrir a la práctica de la minería ilegal.

Así que al ingresar a esta actividad minera informal quedan bajo el mando de los grupos armados que ejercen el control de la actividad con la autorización del régimen chavista que el año pasado anunció el Plan de Minería 2019-2025 para extraer 2.236 toneladas que representa unos 94 mil millones de euros.

Lo cierto es que en el Arco Minero del Orinoco, además de ser el epicentro de grupos guerrilleros como el ELN amparados por las Fuerzas Armadas venezolanas, se viene devastando el frágil ecosistema de la selva tropical de Venezuela y desplazado a comunidades Indígenas de sus tierras ancestrales.

El resultado es que las operaciones ilegales de oro permiten que el régimen de Maduro fortalezca las alianzas estratégicas con otros gobiernos corruptos para evadir conjuntamente las sanciones internacionales, como Turquía, Irán y los Emiratos Árabes Unidos, los principales beneficiarios del oro venezolano.

Fuente:

Primerinforme

Abc.es

More Stories

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.