10/21/2020

Hispanos y Latinos Viviendo en Estados Unidos

Mafia petrolera en PDVSA hunde a Venezuela

3 min read

Emergencia petrolera en Venezuela: PDVSA, la empresa estatal se encamina hacia el colapso ante la crítica situación de escasez de combustible debido a la sobrepresión aplicada a las plantas deterioradas de sus refinerías en un desesperado intento de levantar la producción como ha sucedido en el Centro de Refinación Paraguaná (Amuay y Cardón), en Falcón y El Palito (Carabobo) que están inoperativas. Por eso que no hay gasolina en todo el país.

Una paralización causado por graves fallas técnicas y eléctricas, escasez de trabajadores capacitados, falta de inversión y de programas de mantenimiento que fueron aplazados por años durante el gobierno de Nicolás Maduro.

Y como revela Eudis Girot, director ejecutivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), a la paralización de la industria petrolera se suma la producción de petróleo que se oculta para financiar los más cercanos circuitos de corrupción dentro aquellas empresas que participan en el negocio de hidrocarburos.

Es decir, actualmente PDVSA está produciendo gasolina en el Complejo Petroquímico José Antonio Anzoátegui, con cerca de 5.000 barriles de combustible cada día, mientras que el país sufre por la escasez de gasolina. Girot señala que los responsables son las empresas Petropiar, Petromonagas, Petrocedeño, Petrosinovensa y Petroanzoátegui, a quienes se les asigna 3 mil litros semanales para cada uno, pero solamente usan 1.000; pues el resto del combustible se vende para su beneficio particular.

Venezuela era grande

Antes que Hugo Chávez llegara al poder, PDVSA era la primera petrolera de Latino América y la quinta en el mundo y, claro, tenía poder dentro de la OPEP. Hoy, Venezuela es un productor marginal que no paga a sus proveedores, oculta la llegada de buques petroleros como sucedió con Irán y que importa aditivos para producir gasolina, a pesar de ser un país que nada en petróleo.

Y esta realidad puso a PDVSA al borde del colapso: es una empresa con un cascarón vacío donde hay petróleo, pero sin tecnología, ni personal calificado ni gerencia. El resultado es la actual paralización de las refinerías en todo el país llanero.

“Gestión de los gerentes mafiosos y depredadores que acabaron con PDVSA. MADURO, móntese en un helicóptero y sobrevuele la faja para que veas parte del desastre de las mafias”, escribió recientemente un indignado Girot en su cuenta de Twitter al ver cómo su querida empresa motivo de orgullo, hoy es un total desastre. Pero eso no es todo.

También, Omar Prieto, gobernador del estado Zulia, reveló que PDVSA permite la importación de gasolina para 24 estaciones de servicio que venden el combustible a precios internacionales , un negociado bajo la mesa con empresarios privados para su importación.

Y no hay que olvidar tampoco que PDVSA está dirigida por Manuel Quevedo, un mayor general sin experiencia en el tema junto a un grupo de militares que carecen de un plan viable para rescatar la empresa de una aplastante deuda y que ha sufrido el éxodo de gran parte de sus trabajadores llegando a una producción petrolera similar a la década de los años 40 del siglo pasado.

Se sabe también que la Guardia Nacional de Quevedo se lleva una importante tajada del pastel petrolero al descubrirse documentos que muestran registros de empleos para militares y acuerdos con contratistas privados. Por ejemplo, Quevedo ha contratado a más de 100 asistentes y asesores provenientes de las fuerzas armadas en posiciones clave en PDVSA.

Visto así las cosas, Venezuela lamentablemente seguirá teniendo la inflación más alta del mundo; sin agua, sin alimentos, sin electricidad; con la gasolina más barata del mundo, pero, increíblemente, sin tenerlo en la estación de servicio a pesar de ser el país con las mayores reservas de crudo del planeta.

Fuente:

www.primerinforme.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.