• Dom. May 22nd, 2022

Informaciones desde Miami al Mundo

Director: Dr. Nelson Díaz-Pomar, Ex Procurador General de Perú

Sin excusa:”Metida de Pata” en Sobredosis de Vacunas COVID-19

Fachada del Ministerio de Salud en Perú

ARTICULO DE OPINION

Escrito por Angelica Casapia (acasapia@ellatinoamericano.org)

¿Quiénes están detrás de la sobredosis en Perú?

Es una inaudita “metida de pata” la manera cómo se malgastó el uso de la vacuna “Moderna” por negligencia de los “solemnes” responsable del sector salud. Pueden creer que no tenían ni la más minima idea de la dosis correcta.

Esto es un caso inexcusable de sobredosis en las vacunas para la cuarta dosis contra el COVID 19, y que puso en riesgo la salud de las personas que la recibieron por posibles efectos secundarios más adelante.

Sino fuera por ese indignante error, esas dosis demás pudieron beneficiar a otros peruanos y no despilfarrarse peligrosamente antes de darse cuenta de su “metida de pata” y con lo caro que cuesta comprarlas.

Pueden creer que en lugar de administrar dosis de 50 miligramos, pusieron 100 miligramos a las personas vacunadas. !qué brutalidad! Si con la dosis correcta, ha habido casos de alergís y otras malas reacciones, imagínense con el “doble” de dosis.

Aunque en su defensa, el ministerio de Salud de Perú (Minsa), negó responsabilidad y que la sobredosis en los afectado pueda no ser tan grave.

Negligencia, incapacidad o decidia

Una inexcusable sobredosis causada por la incapacidad e indiferencia de los responsables de administrar la salud en Perú. Algunos dedos acusadores y otros “chismosos” señalan al Ministerio de Salud (Minsa) de no haber manejado la información correctamente para la cuarta dosis de refuerzo de la dosis de la vacuna fabricada por “Moderna”.

Al menos el decano del Colegio Médico de Perú, Raúl Urquiza, quien hizo el descubrimiento de tan inexcusable “asalto” a la salud del pueblo, reconoció el terrible error en las dosis de las vacunas aplicadas y la expuso al conocimiento público.

“El miércoles, jueves y viernes se llevó a cabo la vacunación de la cuarta dosis en el Colegio Médico. El jueves comenzamos a ver algunos efectos adversos un poco más notorios en los vacunados. Comenzamos a buscar información y nos dimos cuenta que la dosis no era la que nosotros pensábamos que nos estaban aplicando, era el doble”.

Otras organizaciones e instituciones de investigación se dejaron llevar por las indicaciones erróneas del Ministerio se Salud: “Todos pensábamos que el Minsa estaba haciendo lo correcto. De hecho, está aprobado así. En el documento que detalla cómo se debe aplicar cada vacuna dice claramente que la dosis de refuerzo con Moderna es con la mitad de la dosis, tal cual como lo dice la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la FDA”. Palabras de Percy Mayta-Tristán, director de investigación de la Universidad Científica del Sur en Perú.

Por otro lado, si los “jefes” del Minsa hubieran hecho bien su tarea y seguir las indicaciones de uso en el envase o al menos preguntar al laboratorio fabricante de la vacuna y de ser más astuto, buscar información en Google en donde se puede encontrar muy valiosa por internet.

Vacuna de la Fábrica “Moderna”

Moderna es una de los mejores fabricantes de vacuna para inmunizarse contra el coronavirus. En EEUU es una de las más efectivas a diferencia de otros fabricantes. Aunque esta situación ya se ha revertido y los otros fabricantes se han esmerado en mejorar su vacuna, Moderna, sigue siendo preferida por los estadounidenses y es la que más se ha usado desde el indicio de la pandemia con éxito.

Me pregunto: ¿qué clase de ángeles guardianes de la salud tenemos en nuestro país? Al parecer nunca han escuchado que existe la Organización Mundial de la Salud (OMS) que ofrece orientación gratuita con respecto al manejo de la pandemia y las vacunas contra COVID-19 en todos los idiomas.

Lamentablemente, este es un ejemplo clarísimo de negligencia en su más alto calibre en el sector salud que no debe repetirse.

Pienso es motivo suficiente para “cortar cabezas vacías” de los encargados de velar por la salud pública, y en su lugar emplear profesionales de la salud calificados que no se envuelvan en nada más que no sea preocuparse por el bienestar de lo peruanos.

Pienso que el Minsa deberían compensar económicamente a las víctimas por su irresponsabilidad en caso que presenten efectos graves. No todas las personas tienen un sistema inmunológico resistente y tampoco son iguales ni unos responden mejor que otros a las vacunas.

No es que quiera decir que EEUU hace todo bien, nada más falso que eso. Mi propósito es dar un ejemplo de cómo ellos actúan frente a una posible reacción alérgica o algo peor a consecuencias de la aplicación de la vacuna. En centros de vacunación durante la primera dosis de la vacuna, estaban estacionadas ambulancias por precausión.

Y como dice Franky Ruiz en su canción: “la cura resulta más mala que la enfermedad”.

Fuente: Diario El Comercio de Perú