• Sáb. Ene 22nd, 2022

𝕰𝖑 𝕷𝖆𝖙𝖎𝖓𝖔𝖆𝖒𝖊𝖗𝖎𝖈𝖆𝖓𝖔

Fundador: Dr. Nelson Díaz Pomar, Ex Procurador General del Perú

Refugios Clandestinos de Indigentes son Declarados Ilegales en Miami

Alberge clandestino de indigente

Referirse a personas que no tienen vivienda y que sus únicos refugios son la calle, es hablar de una insensibilidad, negligencia e ineficacia de las autoridades en Miami, que no tiene disculpa y piden a los ciudadanos con hogares que adopte a uno de ellos. De esta manera, la responsabilidad de reubicar a los indigentes fuera de las calles de la ciudad de Miami está siendo transferida a los ciudadanos. Situación que los ciudadanos desaprueban de sus autoridades.

Mucha gente que pensó que nunca dormiría en su carro o en el banco de un lugar público, lo está pensando seriamente o lo está haciendo. El flagelo apocalíptico del COVID 19 ha dejado a mucha gente sin techo. La falta de trabajo después de que la economía de los estados unidos colapso, no garantizo un techo donde refugiarse.

Lamentablemente, familias fueron echadas de sus hogares rentados y otras casas pasaron a ser víctimas de juicios hipotecarios.

Para aliviar esta situación y mantener a raya la propagación del virus, el presidente Joe Biden emitió el 20 de enero una orden ejecutiva. En dicho documento se ordenó a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades que eviten el desalojo. El alivio no iba durar mucho. Lamentablemente, el 31 de marzo de 2021 volvió todo a la oscuridad de antes. Aunque siempre hay una luz al final del túnel tanto para los propietarios como los inquilinos.

Un voto en contra

Aunque es una mala idea para los residentes, la decisión de desalojar las viviendas clandestinas de los indigentes se sometió a votos.

Para unos es una absurda medida y poco viable aprobada por el consejo de Miami con un voto en contra del demócrata Ken Russel.

Según esta resolución de este consejo es sacar a la calle a estas personas, muchas de las cuales han perdido sus trabajos y casas por el COVID 19. También se espera que este número se vaya incrementando conforme la economía no se recupere de este virus clandestino.

Esta resolución se ejecutará a través del administrador, Art Noriega que tendrá que enfrentar un sin fin de obstáculos antes de que el plan de reubicación funcione.

Más de 3,500 personas sin hogar viven en estos campamentos improvisados para resguardarse por las noches en el condado de Miami-Dade (Cortesía Twitter @SilviaPatrisa).

Por ese lado, el Concejo de Miami aprobó una polémica medida que prohíbe los campamentos de desamparados y establece un programa de “adopción de personas sin hogar.” Una idea absurda, opinan los pobladores. A la ola de desahucios por la pandemia, en una ciudad, la falta de vivienda de interés social casi ni existe.

Las leyes de criminalización son Ineficaces

“La falta de vivienda sigue siendo una crisis nacional que afecta millones de personas cada año, incluido un número creciente de familias.”

“Las personas sin hogar, como todas las personas, deben participar en actividades como dormir o sentarse para poder sobrevivir. Sin embargo, los comportamientos inofensivos e inevitables son tratada como actividad delictiva según las leyes que penalizan falta de vivienda.”

“Las medidas de penalización no hacen nada para abordar las causas subyacentes de la falta de vivienda y, en cambio, sólo empeorar el problema. Uso indebido del poder policial para arrestar personas sin hogar es solo una intervención temporal, ya que la mayoría de las personas son arrestadas y encarceladas por cortos periodos de tiempo.

En última instancia, arrestados sin hogar la gente regresa a sus comunidades, todavía sin ningún lugar para vivir y ahora cargado de obligaciones financieras, como las tasas judiciales, que no pueden pagar. Es más, condenas penales, incluso por delitos menores, puede crear barreras para obtener un público crítico beneficios, empleo o vivienda, haciendo así
la falta de vivienda es más difícil de escapar.”

Shares