¿Qué pasará con Cuba al no aceptar dólares?

El anuncio de suspender temporalmente los depósitos bancarios de dólares en efectivo a partir del 21 de junio es un resultado del fracaso de la dolarización en Cuba, pero que la dictadura atribuye al embargo financiero y comercial de Estados Unidos, y que llega en plena crisis económica en la isla con una fuerte devaluación de la moneda local.

Esta medida del Banco Central de Cuba llega en un momento en que el valor del dólar en el mercado negro ha crecido sin control hasta superar los 70 pesos cubanos (CUP), casi el triple de la cotización oficial de 1 a 24. Entonces, ahora Cuba ya no recibirá dólares para ser depositados o cambiados por moneda nacional.

La decisión del gobierno de Cuba de no aceptar “temporalmente” dólares en efectivo, es una de las medidas más restrictivas impuestas sobre la moneda estadounidense desde que estuvo penalizada durante el gobierno de Fidel Castro.

De tal modo que los cubanos ahora tendrán que utilizar otras divisas extranjeras para adquirir los productos básicos que solamente se encuentran en las tiendas donde únicamente se aceptan “monedas libremente convertibles” (MLC). Mientras que los cubanos residentes en otros países o turistas no podrán canjear sus dólares en los bancos o casas de cambio ni utilizarlos en establecimientos estatales.

Por lo pronto, el gobierno señala que la decisión es “indispensable” ante las restricciones que ha tenido Cuba para depositar los billetes de dólar estadounidense que recibe en bancos internacionales. Esto como consecuencia de los efectos extraterritoriales del bloqueo y las medidas adoptadas por los Estados Unidos en los últimos cuatro años.

Lo que significa para los cubanos

Para los entendidos, es difícil de entender esta lógica: el gobierno implementa una dolarización parcial con las tiendas MLC, promueven la entrada de dólares y ahora, revierten la medida. Una improvisación notable y que no se entiende cómo puede beneficiar a la población.

Los expertos señalan que los más afectados serán quienes envían y reciben remesas en dólares, de las que dependen muchas familias cubanas, y que ahora van a tener que hacerlo en otras divisas, con el riesgo de perder en el cambio. Igualmente, se va a tener que usar una moneda que es más cara, el euro, para comprar bienes y servicios.

También otros especialistas sostienen que el principal beneficiado con esta medida es el gobierno de Cuba, pues se aumenta la liquidez de los bancos, reduce la cantidad de dólares que está circulando en el mercado negro.

Y como los cubanos tienen que depositar la divisa en tarjetas que el mismo gobierno entrega, permite a las autoridades una mayor trazabilidad de la moneda.

¿El euro será la nueva moneda dura de Cuba?

Luego del anuncio de la medida, el precio del dólar cayó, mientras que una nueva moneda ha multiplicado su precio: el euro. Tal es así que algunas casas de cambio en Miami se quedaron sin reservas del efectivo europeo por cubanos que los compran para enviarlo a sus familiares en la isla.

Por ello que existe la posibilidad que se pueda dar una “eurización” en los mercados privados e informales. Pero, algunos economistas sostienen que el flujo de euros en la isla será más complicada, porque aunque no lo aceptarán en efectivo, contradictoriamente, el dólar sigue siendo la moneda de referencia para la economía cubana.

Tanto el Banco Central como medios oficiales alegaron que la medida tendrá un carácter temporal, pero su duración dependerá de la eliminación de las restricciones que impiden el normal funcionamiento de los procedimientos de exportación de la moneda estadounidense.

Fuente:

bbc.com

infobae.com

Related Post