• Dom. May 22nd, 2022

Informaciones desde Miami al Mundo

Director: Dr. Nelson Díaz-Pomar, Ex Procurador General de Perú

La congresista de Florida, María Elvira Salazar presentó recientemente en el Congreso de Estados Unidos un plan de reforma migratoria que incluye la vía legal temporal de legalización para inmigrantes indocumentados que llevan un tiempo en Estados Unidos.

El proyecto, denominado The Dignity Act (Ley Dignidad) pretende otorgar residencia legal, permisos de trabajo con la verificación de antecedentes penales, además del pago de impuestos atrasados y una cuota por la seguridad fronteriza.

De aprobarse, este plan de reforma migratoria republicana permitiría a los inmigrantes indocumentados que han permanecido en los Estados Unidos durante cinco años quedarse en el país y trabajar legalmente si cumplen ciertos requisitos.

Cabe destacar que mayormente los beneficiarios son los dreamers, trabajadores esenciales, campesinos y titulares del Estatus de protección Temporal (TPS).

Otros puntos del plan

Además de incluir un camino de legalización temporal para millones de indocumentados que llevan en el país 5 años y carecen de antecedentes criminales, el proyecto incluye el pago de una multa de 10,000 dólares por concepto de permanencia indocumentada.

La cuota deberá pagarse cada año con un pago de 1,000 dólares, además de un impuesto del 2% de los ingresos que obtengan, fondos que serán destinados para proyectos de seguridad fronteriza.

Este plan no incluye vía directa a la ciudadanía, pero se contempla una opción de residencia permanente luego de 15 años como mínimo y la capacidad de cumplir con una serie de requisitos especiales.

Igualmente se ofrece visa de trabajo renovable cada 5 años de manera indefinida, y también los participantes elegibles podrán viajar de ida y vuelta entre EE.UU. y su país de origen con la llamada Visa Dignidad válida por 5 años y renovable por otros cinco años de forma indefinida.

Se estatus legal temporal que se otorgará siempre y cuando cumplan requisitos y los beneficiarios no tendrán acceso a beneficios o derechos federales sujetos a verificación de recursos.

Este Plan Dignidad republicano se presenta en un momento donde la crisis se grava en la frontera. El Presidente Joe Biden culpa a los problemas heredados de la administración Trump y los republicanos lo culpan por dar un mensaje de esperanzas a los migrantes.