Informaciones desde Miami al Mundo

Director: Dr. Nelson Díaz-Pomar, Ex Procurador General de Perú

Programa DACA apeló a Tribunales

Defender Daca

Escrito por Pedro Orrego

El programa DACA, que favorece a niños traídos ilegalmente a Estados Unidos por sus padres, hoy enfrenta una nueva batalla legal en un tribunal federal de apelaciones en Nueva Orleans.

En efecto, la Quinta Corte de Apelaciones escuchó argumentos a favor de este programa que ha protegido de la deportación a cerca de 800 mil migrantes y que el pasado mes de junio cumplió 10 años de haberse creado bajo el gobierno de Barack Obama.

Conocido como DACA por sus siglas en inglés Deffered Action for Childhood Arrivals, el programa ha protegido a los “dreamers” de la deportación otorgándoles permisos de trabajo temporales y permitiéndoles trabajar y hasta abrir negocios.

Sin embargo, en su décimo aniversario, muchos se preguntan cuál será el futuro de DACA, pues dicha corte de apelaciones podría eliminar las protecciones, dejando a miles de” soñadores” en el limbo, y abriendo la posibilidad que la batalla legal termine en la Corte Suprema.

Son muchas las razones humanitarias, sociales y hasta económicas de mantener a DACA con vida: fueron niños y adolescentes que crecieron y se educaron en Estados Unidos, muchos no conocen su país de origen y la gran mayoría habla mejor el inglés que el idioma nativo.

“Dreamers” Podrían Pasar por una Pesadilla Legal

Por eso que su futuro está en Estados Unidos, no tienen otro lugar. Se trata de personas a quienes se les hizo una inversión social considerable en educación y salud y que ellos han respondido con fuerza en el mercado laboral. Ni pensar acerca de su integración social porque es un hecho ya consumado.

Si bien es cierto que los “soñadores” tienen mejor estatus que los indocumentados, el balance es aún negativo. DACA siempre se ha quedado corto al momento de brindarles las protecciones que merecen.

Ante las amenazas judiciales y que todavía se debate en los tribunales, el futuro de este programa, su futuro y el de cientos de miles de personas indocumentadas, está en tela de juicio.

Y a pesar que el presidente Biden desde su primer día de gobierno instruyó fortalecer y preservar el programa, carece hoy del capital político para ampliarlo y mucho menos lograr una reforma migratoria más justa y amplia.

Que los jueces y la sociedad estadounidense se conmuevan con los miles de historias de valor, éxito y resistencia de estos jóvenes a lo largo de una década. Son jóvenes que valoran el sueño americano.

Independientemente lo que decida el tribunal de apelaciones de Nueva Orleans, los beneficiarios de DACA no solamente son parte del tejido social de esta gran nación, sino que son esenciales para su progreso y futuro.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

A %d blogueros les gusta esto: