• Dom. May 22nd, 2022

Informaciones desde Miami al Mundo

Director: Dr. Nelson Díaz-Pomar, Ex Procurador General de Perú

Las medidas tomadas en la madrugada del 5 de abril por el presidente de Perú, Pedro Castillo Terrones a menos de un año en el poder, sorprendió a todos los peruanos, quienes al levantarse a sus horas habituales de trabajo se toparon con una orden que les prohibía salir a la calle.

El estado de emergencia entro en rigor desde las 2 a.m. hasta las 11:59 p.m. con la excusa de resguardar la seguridad ciudadana, cuando ese día se esperaba una gran movilización de protestantes exigiendo las “sentaderas” de Castillo fuera del sillón presidencial o sea su renuncia, la de su gabinete y sus asesores.

Las protestas no da señales de querer parar hasta que su presidente Pedro Castillo abandone palacio de gobierno. Casi todos los días se prevé pequeñas marchas que obtaculizan las calles. Por parte, la Embajada de EEUU en Perú advierte a sus ciudadanos de una manifestación de repudio para hoy 9 de abril.Esos lugares son los puntos importantes de reunión de los manifestante, que de darse la marcha, es mejor no salir, si es que es parte de ella.

  • Molina Plaza, La Molina, Lima
  • Ovalo Higuereta, Surco, Lima
  • Parque Kennedy, Miraflores, Lima
  • Av. Arequipa + Javier Prado, San Isidro, Lima
  • Ministerio de Cultura, San Borja, Lima
  • Av. Universitaria + Av. La Marina, San Miguel, Lima
  • Plaza Norte, Los Olivos, Lima
  • Parque Zonal Huiracocha, San Juan de Lurigancho
  • Estadio Monumental, Santa Anita, Lima
  • Campo de Marte, Jesus Maria, Lima

Incumplimiento de Castillo

María del Carmen Alva, presidenta del congreso peruano, sobre la medida improvisada de sopetón, a pesar de la promesa del presidente Castillo de no suspender las garantías, expreso su frustración: “Estamos viendo un descontento, y el decreto supremo fue la gota que derramó el vaso. Es un descontento total. Cuando las cosas se hacen de esta manera salen mal. Hay que comunicar, para que se pueda organizar la gente”, dijo.

Este nuevo tipo de “encerrona” que no tiene nada que ver con medidas sanitarias como precaución al avance del coronavirus, ahora es una protesta por la crisis que ha subido los precios de los alimentos, la gasolina, el transporte, fertilizantes, gas y otros productos para el hogar.

Según especialistas políticos, ante esta crisis política y social, estuvieron de acuerdo de que la medida que tomó Castillo, es inconstitucional.

La estabilidad del gobierno del “Lápiz” (simbolo de Peru libre) y la incapacidad de gobernar al país, preocupa al Congreso que no tiene mayoría para vacar la presidencia. La mayoría de los representantes del congreso están a favor del presidente. Esto haría suponer que Castillo no podrá ser destituido fácilmente, salvo cambios de opinión entre los congresistas.

A ella le preocupa estas inmovilizaciones espontaneas porque afecta los “bolsillos “de los peruanos. Aproximadamente, el 80% de los negocios en Perú es informal, según Alva. Esto significaría que, si se repite estas clases de inmovilidades sin previo aviso, los ingresos de esta gente se podrían afectar.

Surgen Acusaciones en contra de Castillo

Una serie de acusaciones con fundamento o sin ellos ha creado un ambiente de enfrentamiento entre el gobierno, la fiscalía, el congreso, una señora llamada Karelim López Arredondo, entre otros. Esta empresaria que ha tenido relaciones amistosas con miembros de ex gobiernos en Perú en donde se presume a obtenidos buenas ganancias e influencias. También se dice que López también pertenecía a la rueda de gente cercana al Castillo.

Supuestamente, Castillo se reunió con ella en palacios que, por la reputación de la empresaria, el mandatario lo ha negado cuando se convirtió en el dedo acusador que señala al presidente Castillo en una muy delicada acusación de corrupción, a la vez hizo en su declaración que “el jefe de Estado encabezaría una presunta organización criminal orquestada desde Palacio de Gobierno”. (LR)

Al respecto, López nego las acusaciones:

Niego rotundamente haber brindado información inculpatoria sobre el Presidente Pedro Castillo ¡Basta ya de seguir creando historia sobre mi persona!

Lo que Castillo lo ha negado. Por otro lado, las acusaciones serán investigadas para hallar pruebas contundentes que puedan culpar directamente al presidente.También existen voces políticas contrarias que afirman que el presidente Castillo tiene un doble gabinete oculto que sería quien gobierna el Perú con la fachada de un gobierno democráticamente elegido. ¿Podría ser verdad?

Uno de sus asesores “oscuros” es Vladimir Cerrón. “Criado en una familia de izquierdas y formado como médico en Cuba, Cerrón no pudo ser candidato en las últimas elecciones por la sentencia que lo condenó por corrupción en 2019 y lo inhabilitó para el ejercicio de cargos públicos.” (BBC)

Opinión de un refugiado

Matías nació en la Habana, Cuba en 1949, antes de que la revolución de Fidel Castro, acabara con la democracia. Para el, la actual situación que vive Perú, donde actualmente vive, le hace pensar atemorizado: “pareciera que tu presidente (Castillo) estaría preparándose para dar paso a un golpe de estado para implementar un gobierno comunista”, dijo.

Contrariamente, a este presentimiento, Anibal Torres, Presidente de Gabinete peruano, informo categoricamente: “Somos demócratas porque no estamos buscando el cierre del Congreso. No hemos ejercido esa facultad que nos confiere la Constitución Política del Perú, en cambio, los otros están noche y día en esa tarea” (TVperu)

Sus dudas tienen un buen fundamente por la presencia de Vladimir Cerrón quien posiblemente haya sido adiestrado en Cuba para organizar un modelo similar comunista de carencias de libertad, alimentos, servicios y productos de necesidad.

Matías cree que este gobierno va demasiado rápido en este sentido empezando por la subida repentina de los alimentos que no están al alcance de los más pobres, que son la mayoría peruana. También está la gasolina, fertilizantes que impide que los campesinos no puedan surtir las demandas del mercado y de otros indicios más.

De esta manera, Matías teme que en Perú ocurra el horror que enfrentan los cubanos y venezolanos en donde la población fue perdiendo poco a poco su poder adquisitivo y sumirlo en la opresión haciéndolo depender de un gobierno manipulador y siniestro.

Otro hecho que Matías ve sospechoso, es la falta de respeto al congreso y a la constitución peruana y los decretos “sorpresa” que de la noche a la mañana vayan aparezca regulaciones nuevas que dañen la democracia y los derechos humanos de los peruanos.

No es fácil sacar una conclusión acertada de lo que ocurre en Perú. Por un lado, está el presidente Castillo y por el otro, la protesta de las masas populares, que le dieron su voto, y que ahora se sienten decepcionados. Pero entre ambos parece existir una “sombra” nada saludable para la democracia.