¿Por qué Estados Unidos está preocupado por 4 países de Latinoamérica?

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

El Departamento de Estado de Estados Unidos. se encuentra muy preocupado por la situación de Cuba, Venezuela, Nicaragua y Argentina, según su informe anual sobre Derechos Humanos, por las torturas, ejecuciones extrajudiciales e impunidad que se perpetran en esos 4 países latinoamericanos.

Cabe anotar que este es un documento que sirve de guía al Congreso estadounidense para determinar la ayuda exterior que se concede a cada país. De allí que el Secretario de Estado, Antony Blinken, pone en sobresalto a la comunidad internacional las “restricciones” del régimen cubano al seguir vulnerando la libertad de expresión, asociación, religión, creencias y movimiento.

En efecto, en la sección dedicada a Cuba, Washington asegura que “los funcionarios del Gobierno, por orden de sus superiores, cometieron la mayor parte de los abusos a derechos humanos, entre los que cita ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas y torturas contra opositores y disidentes políticos.

De tal forma que Estados Unidos calificó a Cuba de Estado autoritario y donde la libertad de prensa prácticamente no existe y que se niega a los cubanos el derechos a formar partidos políticos.

Por otro lado, el documento al referirse al gobierno Nicolás Maduro, lo tilda de “régimen ilegítimo”en vista que el gobierno de Joe Biden sigue reconociendo al líder opositor Juan Guaidó como mandatario interino de Venezuela, quien se proclamó como tal en enero de 2019 con el apoyo de Donald Trump.

Y mientras la corrupción de Nicolás Maduro viene agravado la terrible crisis humanitaria del pueblo venezolano, en el documento del Departamento de Estado también se acusa a las fuerzas de seguridad venezolanas de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzosas, torturas y tratos crueles e inhumanos contra los detenidos.

El panorama no es distinto en Nicaragua con el régimen corrupto del presidente, Daniel Ortega, quien aprobó en los últimos meses leyes que son “cada vez más represivas” y limitan la capacidad de operar de la oposición política, la sociedad civil y los medios independientes.

Igualmente Washington acusó a Ortega y a grupos paramilitares supuestamente vinculados a él de organizar una campaña de intimidación, acoso y violencia contra aquellos que son percibidos como enemigos, entre los que se incluyen activistas de grupos de derechos humanos y por la democracia.

Y sobre Argentina, en este Informe Anual del Departamento de Estado que examina el comportamiento de los Gobiernos de todo el mundo respecto a los Derechos Humanos, señala serias advertencias sobre corrupción de varios funcionarios ejecutivos, legislativos y judiciales participaron en prácticas corruptas con impunidad.

Ya el Departamento de Estado había hecho la misma advertencia bajo el gobierno de Donald Trump contra el gobierno de Alberto Fernández que había asumido apenas unos meses atrás, y también en 2019, el último año del gobierno de Mauricio Macri.

Ahora, el gobierno de Estados Unidos renueva la misma advertencia sobre la corrupción y la independencia de la Justicia al hablar sobre los derechos humanos en Argentina con asesinatos arbitrarios y tortura a manos de la policía federal y provincial; además de duras condiciones carcelarias y problemas con la independencia del Poder Judicial.