10/21/2020

Hispanos y Latinos Viviendo en Estados Unidos

Los 7 estados que definirán las Elecciones en Estados Unidos

3 min read

A menos de tres semanas para las elecciones en Estados Unidos, y con 15 millones de votos ya emitidos por correo, se van definiendo los estados donde se librará una dura batalla electoral que definirá al ganador del 3 de noviembre.

En esta campaña electoral muy reñida y llena de golpes bajos, todos los esfuerzos del republicano Donald Trump y el candidato demócrata Joe Biden están enfocados a 7 estados claves que pueden inclinar la balanza hacia uno y otro lado.

Y si bien es cierto que desde hace cinco meses, Biden mantiene una leve ventaja sobre Trump en las encuestas nacionales, nada está dicho, pues en Estados Unidos la elección se gana consiguiendo los 270 votos del Colegio Electoral, lo que se denomina el voto indirecto. Es decir, cada estado otorga una cantidad de votos dependiendo de s importancia.

Por ejemplo, quien que gane en Florida se lleva 29 votos, mientras que New Hampshire ofrece sólo 4. De ahí la importancia de lograr la victoria en determinados estados que ofrecen más votos para llegar a la mágica cifra de 270.

Otro dato a considerar del del sistema electoral estadounidense es que en la mayoría de los estados siempre gana el mismo partido. Algunos, como Nueva York y California , son azules (demócratas); y otros, como Tennessee y Alabama, son rojos (republicanos).

Según las últimas encuestas, Trump es favorito en 23 estados, que suman 187 electores, mientras que Biden en 20 y en Washington DC, sumando 232. Y si quedan siete que suman 119 votos en el Colegio Electoral, entonces, serán 7 estados quienes definan al próximo presidente que se dividen en tres grupos.

Estados rojos y púrpuras

El primero lo integran dos estados púrpuras donde los demócratas y republicanos se reparten allí los votos. Uno es Florida (29 votos electorales) donde el liderazgo de Biden se ha reducido de 47,8% a 46,7 por ciento. Trump se siente optimista porque en el 2016, Hilalry Clinton lo superaba por dos puntos, pero el resultado final fue un triunfo de Trump por 49% a 47,8 por ciento.

El otro es Ohio (18) donde las encuestas van cambiando líder con el correr de los días por lo que es muy difícil saber quién es favorito. Pero, los antecedentes favorecen al republicano, pues en octubre del 2016 ganó por ocho puntos de diferencia.

El segundo grupo de estados son dos históricamente rojos, pero que pueden cambiar de color para el 3 de noviembre. Uno es Carolina del Norte (15) donde los republicanos ganaron  todas las presidenciales desde 1980 (menos el 2008 con Barack Obama).

El otro es Arizona (11), siempre rojo con la única excepción cuando ganó Bill Clinton en 1996 y donde Trump incómodo en Arizona, pues desde junio ha estado por debajo de su rival demócrata.

Estados azules

El tercer grupo de estados permitió que Trump ganara sorpresivamente las elecciones del 2016. Son tres estados que desde 1990 fueron demócratas: Pennsylvania (20 electores), Michigan (16) y Wisconsin (10).

Por eso que la campaña de Biden se enfocó, por ejemplo, en Pennsylvania donde está al frente en las encuestas desde hace tres meses por una diferencia entre siete y cinco puntos. No obstante, el candidato demócrata sabe que es una leve diferencia puede no significar la derrota o el triunfo.

En una situación similar se encuentra Michigan, donde Biden lidera por 49,2% a 44%. En la elección del 2016, Clinton se impuso en las encuestas de octubre por 47,3% a 40,7%, pero perdió en las urnas por 47,5% a 47,3%.  Igualmente sucedió en Wisconsin donde las encuestas favorecían a Clinton por 47% a 41,3%, pero Trump ganó por 47,2% a 46,5%.

Entonces, faltando poco para las elecciones en Estados Unidos, a Biden solo le basta ganar Michigan, Pennsylvania y Wisconsin para llegar a la Casa Blanca. En cuanto a Trump, además de ganar Ohio, Florida, Arizona y Carolina del Norte necesita obtener votos de los tres “estados azules” para ser reelecto.

Por lo pronto, las encuestas vienen dando como favorito a Biden, pero las elecciones del 2016 es una gran lección de cómo no confiar totalmente en estos datos.

Fuente:

Infobae.com

Elperiodico.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.