Maradona, cuando el fútbol es toda una religión

La muerte de Diego Armando Maradona causó un shock en toda Argentina y el mundo entero amante del fútbol. Y es que Maradona es uno de los pocos personajes mundiales que despierta tanta admiración, devoción y hasta fanatismo. Por ello que en su país, el “Pelusa” tiene el estatus divino donde sus simpatizantes lo apodaron “D10S”, por el famoso número de su camiseta.

Tanto así que incluso le rinden culto religioso, razón por la que se fundó en 1998 la llamada “Iglesia Maradoniana”. No en vano, cuando Jorge Mario Bergoglio fue nombrado el papa Francisco en 2013, se hizo famosa la frase: “El Dios del fútbol es argentino, y ahora también el Papa”.  

Con su fallecimiento, muchos argentinos recuerdan este gran dolor popular como sucedió con el entierro de la ex primera dama argentina Eva Perón, otro ícono de origen humilde que se convirtió en figura mítica. Y al igual como ocurrió en 1952, hoy decenas de miles de argentinos salieron a las calles para reunirse y llorar a su ídolo.

Un Dios humano

La Iglesia Maradoniana fundada el 30 de Octubre de 1998, en la ciudad de Rosario, es toda una religión de todos los admiradores del “Diego”, que nace a partir del amor por el genio del fútbol y donde el término D10S fusiona la palabra “dios” con el número 10 con el que jugaba el argentino.

 A partir de esa fecha, su culto rápidamente se extendió por varios países del mundo, como Italia, España, Alemania, Japón, Reino Unido, Afganistán, Brasil, Perú, Chile, México, Uruguay y Estados Unidos, donde existen sedes de la religión. Se calcula que actualmente la Iglesia tiene casi un millón de feligreses en todo el mundo.

Y tal como en otras religiones, la maradoniana  cuenta con su propia Biblia, además de 10 Mandamientos, un Padre Nuestro y un Salve. En cuanto a fechas, como lo es con el nacimiento de Jesús, su cronología cuenta los años del mundo desde el día y año en que nació Diego; 30 de octubre de 1960. A partir de esa día, las fechas se mencionan como “60 D.D. (después de Diego)” o “30 A.D. (antes de Diego)”.

Por si fuera poco, los aficionados tienen dos fechas especiales, conocidos como los “festejos Maradonianos”:  el 22 de junio y el 29 de octubre. En la primera, celebran “Las Pascuas Maradonianas” y en la segunda, la “Noche Buena y Navidad Maradoniana”.

Pero Maradona, como el más humano de los dioses, tuvo debilidades que lo llevaron a la adicción de cocaína, por ejemplo. Pero, su vida fuera de los campos de fútbol, no mellaron en nada a su apoteósica despedida en la Casa Rosada.

¿Quién fue Diego Armando Maradona?

Nació el 30 de octubre de 1960 en la ciudad Lanús de Buenos Aires. A los 9 años comenzó a jugar en un club llamado Los Cebollitas hasta que en 1976 fue reclutado por Argentinos Jrs, un importante club donde comenzó a consolidarse y convertirse en el máximo goleador de los torneos Metropolitano (1978, 1979 y 1980) y Nacional (1979 y 1980).

Y al ser uno de los mejores juveniles de su época fue convocado a la selección Sub 20 con quien campeomó en la Copa del Mundo de la categoría en 1980, año que fichó por Boca Juniors, consiguiendo ganar su primer campeonato, y dos años más tarde llegó al FC Barcelona, donde comenzó su historia en Europa. En ese mismo año jugó en la Copa del Mundo en España donde no tuvo una actuación sobresaliente.

Luego se campeonar con dos títulos con el equipo azulgrana fue contratado por el Napoli en 1984, equipo donde fue uno de sus máximos ídolos conquistando dos títulos de la Serie A (1986-1987 y 1989-1990), una Copa de Italia (1986-1987), una Copa de la UEFA (1988-1989) y una Supercopa de Italia (1990).  Este éxito en el cuadro italiano se ve reflejado en el Mundial de México 1986, donde campeonó con la Mano de Dios y con su gol a los ingleses, considerado el mejor del siglo.

Para 1990, con la selección Argentina, Maradona se quedó cerca de ser bicampeón  en el Mundial de Italia al perder ante Alemania. Lamentablemente, un año después comenzaron sus problemas con las drogas retornando a jugar a España con Sevilla y terminar su carrera en el Newell’s Old Boys de Argentina. 

Tras su retiro como futbolista en 1997 se dedicó a ser director técnico dirigiendo al Deportivo Mandiyú, Racing Club, Al Wasl FC, Al Fujairah SC, Dorados de Sinaloa y su último club fue Gimnasia y Esgrima La Plata.  Lo demás, ya es historia.

Fuente:

Cnn.com

Milenio.com

Related Post