La “Tarea de Ordenamiento” es un caos en Cuba

Mientras Cuba sobrepasa los 400 casos de infectados por COVID-19, -un nuevo récord de pacientes confirmados en un solo día-; la situación económica, política y social se agrava cada vez más a pesar de la implementación de la “Tarea de Ordenamiento”.

Desde que el 10 de diciembre del 2020 el presidente Miguel Díaz-Canel viene aplicando este plan para sanear la golpeada economía con el ordenamiento monetario y cambiario en Cuba, no se avizora un cambio significativo en la calidad de vida de los cubanos con la nueva tasa de cambio única de 24 pesos cubanos por un dólar eliminándose la circulación legal del CUC.

Es un proceso que tendrá implicaciones en la población al quitarse los subsidios al tiempo que se ejecutará una transformación de los ingresos y pensiones. Y es que la relación entre los salarios y el costo de la vida en Cuba muestra un balance negativo, con el agravante que las nuevas tarifas para pagar la luz, el gas y agua causarán una reducción significativa en el bolsillo.

A ello se suma el pánico del sector privado que ha disparado los precios a pocos días del inicio del nuevo. Por ejemplo, una pizza que el 30 de diciembre costaba 3 CUC (75 pesos) ahora vale 200 pesos, que da la facultad a los negocios particulares de elevar hasta tres veces el costo de sus productos.

Y solamente un reducido número de tiendas aceptan aún el CUC, lo que ha provocado la reaparición del menudeo en moneda nacional, y una masiva afluencia de personas hacia bancos y casas de cambio, donde las colas son interminables para cambiar los únicos 5 o 10“chavitos” que tienen en sus bolsillos.

Por eso se dice que la nueva política de precios implementada por el gobierno no es más que un simple regateo, un juego donde el poder no escucha las quejas del pueblo y no cede ante sus reclamos.

Especialmente de pensionistas en Cuba que dejaron de comprar parcial o totalmente la canasta básica porque tienen miedo de quedarse sin dinero para comprar sus medicinas que nunca se encuentran en las farmacias, pero sí aparecen en el mercado negro a precios exorbitantes.

A la incertidumbre provocada por una grave crisis económica irreversible, se agrega el aumento de contagios por Coronavirus en Cuba donde las vidas de su población se siguen hundiendo en el caos de la “Tarea Ordenamiento”, mientras que el problema de la alimentación se agrava, los dólares no aparecen y el poder adquisitivo de los salarios disminuyen de forma drástica.

Fuente:

cubanet.org

14ymedio.com

Related Post