¿La renuncia de Raúl Castro pone fin a una era?

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

La renuncia de Raúl Castro como máximo dirigente del Partido Comunista de Cuba (PCC) por 62 años pone fin a una era de liderazgo formal de los Castro desde el triunfo de la Revolución Cubana en 1959.

Lo cierto es que el líder cubano y ex mandatario deja a una Cuba sumida en una profunda crisis económica debido a la pandemia, con un PBI que decreció en un 11% en 2020 y agravada por las sanciones estadounidenses impuestas por Estados Unidos presionando un cambio de sistema político y a las propias ineficiencias reconocidas en la isla.

Pero también al dejar el cargo de primer secretario del Partido Comunista, se vislumbra una profunda ruptura generacional. Si bien es cierto que los habitantes mayores de Cuba recuerdan la pobreza y la desigualdad que enfrentaron antes de los Castro, siguen siendo leales a la revolución.

Pero, las nuevas generaciones más jóvenes que crecieron con los logros del socialismo, ya están exigiendo menor control gubernamental y mayor libertad económica. Por eso que existe una división generacional muy profunda que se convierte en uno de los principales desafíos que tiene el gobierno de Miguel Díaz-Canel para seguir adelante.

Esto porque su base de apoyo histórica está muriendo poco a poco. Con 61 años de edad, es parte de una generación más joven que quiere una apertura gradual, pero no cambiará el sistema cubano de un gobierno unipartidista desde que Fidel Castro se aferró al poder bajo su grito de guerra de “socialismo o muerte” hasta que falleció en 2016.

Fue entonces que Raúl Castro se percató de que era necesario reformar para apaciguar el descontento y comenzó una apertura de la economía del país. Además de ello, priorizó el reclutamiento de más jóvenes para el Partido Comunista y su posicionamiento en los altos puestos de gobierno para sustituir a los llamados “históricos”, los veteranos de la revolución armada.

Pero aún la gran mayoría de cubanos no se siente representada porque no se logró cerrar la brecha entre el gobierno y el pueblo. La idea es clara: no se puede continuar con una política socialista sin que exista una interacción con los ciudadanos.

Por eso que el gobierno tienen que democratizar el sistema político y la base del Partido Comunista. Pero, la reforma avanza a pasos de tortuga debido a la vieja guardia de la revolución y de la burocracia que se ve afectada de perder sus privilegios: todos ellos escépticos de cualquier cambio que pudiera acercar más a Cuba al capitalismo.

Y si bien es cierto que durante la campaña, Joe Biden prometió volver a descongelar las relaciones con Cuba ante la política exterior de línea dura de Donald Trump, hasta el momento se ha visto un lento proceso de acercamiento gradual hacia la isla en vista que se ha cerrado el espacio político, porque el gobierno cubano no ha respondido de ninguna forma a las demandas de Biden.

¿Comenzará una nueva etapa en las maltrechas relaciones entre Cuba y Estados Unidos luego de la salida de Castro como jefe del Partido Comunista?

Fuente:

latimes.com

nytimes.com

Related Post