La Enmienda 25 a Trump más allá de su salida del poder

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

Luego de la violenta invasión al edificio del Capitolio varios legisladores demócratas pidieron al vicepresidente Mike Pence que invoque la 25ª Enmienda de la Constitución, una norma constitucional  que permite remover del poder al presidente y transferirlo al vicepresidente.

Pero, todo indica que no será posible en vista de la reunión que tuvieron el presidente Donald Trump y Pence donde se comprometieron a seguir trabajando durante “el resto de su mandato”.

Esto refleja el reconocimiento que el vicepresidente no proseguirá los esfuerzos para tratar de invocar la Enmienda 25 para destituir a Trump de su cargo.

¿Qué es la Vigésima Quinta Enmienda?

La enmienda número 25 de la Constitución fue diseñada para aclarar el orden de sucesión presidencial. Las primeras tres secciones se ocupan de los casos donde un presidente renuncia, fallece, se enferma o se encuentra incapacitado temporalmente.

La cuarta sección establece un proceso de varios pasos para que el vicepresidente y una mayoría de legisladores declaren que el presidente está “imposibilitado de ejercer los derechos y deberes de su cargo”. Dicho proceso es por aprobación por voto de dos terceras partes de ambas cámaras del Congreso.

¿Cómo surgió la 25ª Enmienda?

Luego del asesinato de John F. Kennedy en 1963 hubo mucha confusión sobre cómo elegir a un nuevo presidente, como sucedió con Lyndon B. Johnson al asumir la presidencia, al haber muchas preocupaciones que Johnson se enfermara o quedara incapacitado antes que se encontrara un reemplazo.

De tal modo que el  Congreso propuso la Vigésima Quinta Enmienda en 1965 que se volvió parte de la Constitución en 1967 luego quefue ratificado por 38 estados.

¿Cómo funcionaría si se hubiera invocado con Trump?

El primer paso es que el vicepresidente Mike Pence y una mayoría del Congreso le hagan llegar por escrito una declaración al presidente provisional del Senado (senador Chuck Grassley) y la presidenta de la Cámara (Nancy Pelosi), diciendo que Trump está “imposibilitado de ejercer los derechos y deberes de su cargo”.

Esto le quita de inmediato a Trump los poderes de la presidencia y Pence sería el presidente en funciones. Pero se requiere que el Congreso sesione en un plazo de 48 horas y vote en un plazo no mayor de 21 días.

Entonces, si dos tercios de los integrantes de ambas cámaras están de acuerdo que Trump es incapaz de continuar en la Casa Blanca, entonces se le retira permanentemente del cargo y Pence se convierte presidente encargado. Si no se consigue los votos suficientes, Trump retoma sus funciones.

Fuente: nytimes.com