Internet en Cuba: aprueban ley para su control

Con el objeto de ampliar el control sobre internet y las redes sociales, la dictadura castrista aprobó un nuevo decreto-ley con el objetivo de defender “los logros del Estado socialista”.

De este modo se pretende regular las nuevas tecnologías y la comunicación con la norma denominada “De las Telecomunicaciones, las Tecnologías de la Información y la Comunicación, y el Uso del Espectro Radioeléctrico”, el cual establece un marco legal para “contrarrestar las agresiones radioeléctricas y en el ciberespacio”.

Con esta ley entonces se pretende salvaguardar los principios de seguridad e invulnerabilidad de las telecomunicaciones. Así que el gobierno de Miguel Díaz-Canel va a penalizar la difusión a través de las redes públicas con internet de datos de todos aquellos que manifiesten su desacuerdo o critican al gobierno castrista.

Al aprobarse esta ley se contraviene lo dispuesto en los Artículos 8, 40, 41, 47, 54 y 228 de la Constitución de la República de Cuba y son contrarias a los tratados internacionales ratificados por el Estado, que forman parte del ordenamiento jurídico nacional y que protegen expresamente la libertad de expresión.

El fondo del asunto es que esto es tipificado como un delito de peligrosidad predelictiva, que es una figura legal que se aplica a opositores y críticos con el Gobierno que fue denunciada por organizaciones como Amnistía Internacional y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por condenar a los ciudadanos por supuestos delitos que aún no habían cometido.

No es novedad

No es la primera vez que el régimen castrista tiene la intención de controlar las redes sociales en la isla. En julio de 2019 aprobaron una legislación “sobre la informatización de la sociedad en Cuba”, el decreto-ley 370, conocido como “ley azote”.

A través de la Ley se pretendía “elevar la soberanía tecnológica en beneficio de la sociedad, la economía, la seguridad y defensa nacional” y “contrarrestar las agresiones cibernéticas”.

Sin duda que el socialismo latinoamericano de la mano de Cuba y Venezuela están buscando la forma de cercenar la libertad de expresión en las redes sociales aplicando dudosas regulaciones legislativas.

Y como Cuba, el régimen de Nicolás Maduro también tiene en mente aprobar una la Ley de Responsabilidad en Radio y Televisión, conocida como la Ley Resorte con una regulación de las redes sociales para penalizar los mensajes que se escriben en ellas en contra de Maduro.

Hay que recordar que en Cuba, la libertad de prensa está muy relacionada con el acceso a internet, pero sus leyes no permiten la existencia legal de otros medios informativos que no sean los controlados por el Partido Comunista, por lo que muchos medios independientes están condenados a la ilegalidad y la censura.

Fuente:

primerinforme.com       

14ymedio.com

Related Post