Inés Melchor apoya a Keiko Fujimori para la segunda vuelta electoral

La maratonista peruana Inés Melchor ha mostrado su apoyo a la candidatura de Keiko Fujimori de Fuerza Popular de cara a la segunda vuelta de las Elecciones Generales del 6 de junio, lo que ha desatado una ola de críticas y alabanzas en Perú.

Por: Francisca Pilar Huamaní

Si habría que describirla en dos palabras serían: perseverancia y disciplina. Esta fondista, que ha dejado muchas veces en alto el nombre del Perú, hoy es atacada por quienes creen que no votar por el cambio radical del candidato de Perú Libre es un acto de egoísmo. Inés no se quejó nunca, ni ayer ni hoy, cuando tras contagiarse de coronavirus perdió la oportunidad de participar en los Juegos Olímpicos.

Hoy se celebra el Día del corredor y muchos jóvenes de provincia ven en Inés Melchor un ejemplo de que si naces pobre no siempre serás pobre.
Es cierto, el Estado debe garantizar educación y salud y las empresas necesitan ser menos egoístas, ya que su abuso en el uso de la suspensión perfecta y despidos en la pandemia dejaron a miles de familias no solo desempleadas sino sin seguro y muchos se enfermaron y murieron en el más completo abandono.

Ni el gobierno de Vizcarra ni el de Sagasti se solidarizaron con los trabajadores y ampliaron la suspensión hasta octubre de este año. Y enciman salen a pedir a los peruanos –como el hombre fuerte de Aje– que voten por la democracia. Descaro es lo que hay en la clase política y empresarial.

Mientras el pueblo a quienes han despedido se moría de Covid-19 en el Perú, muchos de ellos viajaron a EE.UU. a vacunarse. Y después tienen el cinismo de llamarnos resentidos sociales.

Lo triste de todo es que se puede estar peor, no solo por Pedro Castillo y su gobierno de izquierda mal diseñada, si no porque los grandes inversionistas se llevarán sus millones, nos bloquearán internacionalmente y habrá escasez de alimentos, tal como ocurrió en Chile con Allende (elegido con esperanza de cambio y amado por el pueblo ansioso de libertad y progreso), a quien al final hambrientos los ciudadanos ya no apoyaban y se produjo el golpe traidor de Pinochet.

Related Post