Dolor de Ausencia

I

Siento un monstruoso dolor

Tan grande como el sufrido

Por el Señor de la Cruz

Durante su agonía mortal

II

Mi sufrimiento es también de muerte

Porque te EXTRAÑO

Con la intensidad que LA LUNA

Extraña a su amado SOL

cuando se pierde en el PONIENTE

III

Un negro manto Diabólico

Cruel y despiadado cubre mis ojos

Impidiendo ver la Torrente

De lágrimas de sangre que brotan de mi corazón que arrastran mis entrañas

Por los abismos de la muerte

Destrozado mi Alma en Mil Pedazos

IV

Lloro bajo las sombras

De la noche.

Sin luces ni estrellas

Para que nadie vea mis lágrimas

Ni se entere de mi desgarrador dolor

VI

Ya no veo amaneceres

Solo días muy numerosos

Dolor solo Dolor

Que crispan mis entrañas

VII

Esperanzas con luces apagadas

Días de negras oscurridades

Ya no hay Sol en mi Alma

Ni refugios en la Luna

VIII

Arrodillado ante el Altar

Del hijo del Hombre le suplico

Que con su Infinito Poder

Haga retornar a mi Amada

Que fue llevada al Infinito

IX

Si no fuera posible su Retorno

Suplicante te pido

Que me lleves a su lado

Para continuar con ella

Por nuestro camino de Felicidad

Que el Destino NOS TRUNCÓ

(*) Dr. Nelson Díaz-Pomar, Director y Fundador El Latino Americano, abogado y ex Procurador General de La República del Perú.

Related Post