01/18/2021

Latino NEWS

Informativo desde Miami al Mundo

Dolarización en Cuba y Venezuela profundiza la pobreza

3 min read

Sin disparar una bala, la dolarización está derrotando a las revoluciones que ahora son una suerte de solución a los males de sus precarias economías. ¿Cómo pasó el dólar de ser la causa de todos sus problemas a una suerte de bendición para los gobiernos de Cuba y Venezuela?

Cuba ya unificó sus dos monedas en curso, el peso cubano (CUP) y el peso convertible (CUC), a partir del 1 de enero de 2021 con una tasa de cambio única de 24 pesos cubanos por un dólar. Esto supone una drástica devaluación de la moneda cubana con graves efectos colaterales.

Así que con esta unificación monetaria y fijación de una tasa de cambio única en la isla, que hace desaparecer el peso convertible (CUC), creado en 1994 y equivalente al dólar, quedan únicamente en circulación el peso cubano (CUP), llega en uno de los momentos más críticos para la economía cubana, golpeada por la pandemia del Covid-19, la caída del turismo y el endurecimiento del embargo estadounidense, entre otros factores.

Es una situación que se asemeja a la del Periodo Especial de la década de 1990 luego del colapso de la Unión Soviética que puso a Fidel Castro contra las cuerdas. Se estima que este 2021, Cuba vivirá un proceso de devaluación de su moneda que acentuará la búsqueda desesperada de dólares y donde la preocupación de la gente se enfoca sobre sus ahorros (quien los tenga) y cómo será su vida.

Otra de las consecuencias de la reforma monetaria en Cuba será que el 40% de empresas estatales ineficientes podrían quebrar enviando a miles de trabajadores a sus casas que tratarán de sobrevivir en medio del desabastecimiento y los elevados precios en el mercado negro. ¿Cómo vivirán los cubanos que  no reciben remesas desde el extranjero?

Mientras que la dolarización en Venezuela ya lleva más de un año y, aunque algunos tratan de ahorrar en moneda dura hay un gran porcentaje de la población que gana en bolívares y el dinero no les alcanza. Por eso se dice que en Venezuela se vive bajo dos caras: quienes ganan o transan sus servicios en dólares y los que reciben un salario mínimo mensual en bolívares que, según el cambio paralelo, no llega a los dos dólares.

Y si el ex presidente Hugo Chávez calificaba al dólar como una moneda del «imperio», hoy la retórica chavista cambió totalmente luego que en noviembre de 2019, Nicolás Maduro defendió el creciente papel que tenía la divisa norteamericana en esa etapa en la economía de Venezuela como «válvula de escape» frente a la crisis.

Hasta el momento, la dolarización venezolana se ha desarrollado de manera informal incrementado las brechas entre los venezolanos que tienen acceso a la moneda y quienes no la tienen. Los primeros tienen comida, bienes y servicios, pero quienes reciben bolívares se ven pulverizados ante el impacto de la hiperinflación.

Hoy, Caracas y las principales ciudades abundan los “bodegones”, que son tiendas dolarizadas que venden productos de tiendas departamentales como Walmart y Costco, por lo que sus estantes están llenos. Pero millones de ciudadanos no pueden comprar estos productos y se encuentran cada día en la búsqueda de algún mendrugo que llevarse a la boca y sobrevivir bajo esta cruel economía dolarizada.

Fuente:

Primerinforme.com

Dw.com

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.