De jardinero a Alcalde: un peruano hace historia en Nueva York

Con 53 años, Luis Marino Tarazona, fue elegido Alcalde de Port Chester, localidad perteneciente del condado de Westchester en Nueva York a donde emigró cuando tenía 16 años.

Tras convertirse en el primer alcalde hispano de dicha localidad, con más  30, 000 habitantes, de los cuales el 65% tiene origen hispano, su triunfo como candidato del Partido Demócrata fue aplastante: 927 votos, frente a los 505 alcanzados por su competidor republicano y de ascendencia italiana, Rocco Latella.

El próximo 6 de abril, Luis Marino asumirá este puesto por un periodo de dos años con posibilidad de reelegirse convirtiéndose en todo un ejemplo de lucha y superación para la comunidad latina en Nueva York.

De jardinero a la Alcaldía

Nacido en la provincia andina de Ocros, en el Departamento de Ancash, Marino migró a la edad de 16 años a los Estados Unidos junto con su madre María Tarazona Motta, de 88 años, quien acaba de fallecer el 17 de marzo, a causa de una grave enfermedad.

Como cuenta, comenzó a trabajar como jardinero cortando el césped en Port Chester; luego fui albañil por 10 años hasta ser contratado como empleado de mantenimiento en la Junta de Educación en la ciudad y la vida le fue más gratificante.

Marino está casado con una ancashina como él y tiene dos hijos. Lleva 24 años como bombero destacando por su participación tras el ataque a las Torres Gemelas (11 de septiembre de 2001) y el Huracán Katrina (23 de agosto de 2005).

Considera que los cargos son pasajeros y no eternos. «Tener un cargo no me cambia. Seguiré luchando para que, cuando me vaya y salga por la puerta por donde entré, me vaya satisfecho por haber servido a la comunidad. Eso es lo máximo para mí», puntualiza.

El orgulloso peruano electo tomará posesión de su cargo el 5 de abril próximo, reemplazando al saliente Richard «Fritz» Falanka. Pero eso no es todo: anhela ser candidato como regidor por su natal Ocros, situada a 3,230 metros de altura al que cada año visita para la fiesta de Santo Domingo de Guzmán.

“Me faltan tres a cuatro años para jubilarme. Tengo planeado un sueño, ser alcalde de mi pueblo. Quiero empezar de abajo, de regidor. Quizá muchos no me conocen, pero tengo buenas ideas y Dios mediante espero llegar a esa meta. Ya me llamaron algunos partidos, pero no soy un hambriento de la política”, añade finalmente el flamante burgomaestre.

Fuente:

Ahoranews.net

Elperuano.pe

Related Post