Conoce los nuevos beneficios económicos para trabajadores de Biden

El gobierno de Joe Biden se encuentra buscando vías para ayudar a las familias a salir de la crisis económica que ha dejado la pandemia del Coronavirus, especialmente para aquellas de bajos ingresos. Uno de estos enfoques está centrado en el trabajo de los agricultores y trabajadores de restaurantes donde participan millones de migrantes, la mayoría de ellos de origen latino.

Precisamente, se trata de una orden ejecutiva que firmó Biden hace algunos días que se centra en la competencia justa en diversos sectores de la economía y donde uno de los puntos se refiere a la manera en cómo los agricultores tienen que hacer frente a los mercados consolidados, como las empresas de semillas y monopolios de envasado de carne.

De tal manera se busca eliminar la competencia desleal, dando un mayor acceso a la información y con mayor transparencia que implica la participación de agricultores, avicultores, ganaderos y otros trabajadores agrícolas en el país.

Para ello se está buscando revisar la ley de empacadores y corrales que tiene más de 100 años, por lo que se necesita ser actualizada. Igualmente se dará protección para quienes denuncien una mala práctica a todo el sector. Lo que se busca con la medida ejecutiva es que el proceso de denuncia sea más fácil para el sector ganadero.

Por otra parte, la orden ejecutiva firmada por el mandatario demócrata también otorga mayores fondos con 500 millones de dólares para el procesamiento de carne y aves de corral para aumentar la competencia y las opciones.

Otro punto es el mayor acceso a los mercados y elaborar un informe anual para analizar las ventas de este gremio y el impacto que tienen en el mercado. Con estos resultados, se elaborarán propuestas para mejorar los accesos de los agricultores a este mercado y ayudar económicamente a los pequeños productores.

También para restaurantes

Otro de las mayores iniciativas se focaliza en la industria de los restaurantes. En ella, se invita a la prohibición o limitación de las cláusulas de no competencia en los contratos de empleados que buscan prohibir que ellos puedan ir a trabajar con algún competidor o incluso evitar que emprendan un negocio propio.

En este sentido, la orden ejecutiva de Biden no prohíbe la práctica por completo, sino que ordena a la Comisión Federal de Comercio y otras agencias federales que ejecuten sus propias reglas, proceso que llevará varios meses para ejecutarse.

Se estima que en Estados Unidos, uno de cada seis trabajadores de alimentos y servicios está obligado a no competir. De los millones de trabajadores en el sector de restaurantes, muchos tienen trabas para su crecimiento fuera de la empresa que los contrate. Esto es, desde baristas que no pueden laborar para otra cafetería hasta chefs de alta cocina que no pueden abrir su propio restaurante.

Por eso que estas situaciones aumentaron los problemas financieros de millones de familias y de la economía de EEUU durante la pandemia, impidiendo que trabajadores del sector de restaurantes pudieran tener otro tipo de oportunidades laborales e ingresos, incluso como nuevos emprendedores.

Related Post