Conoce las nuevas normas de ICE que evitarán la deportación

El gobierno del presidente Joe Biden ha dado nuevas normas para relajar los procesos de deportación y reducir la saturación en las cortes migratorias. Ahora los fiscales de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) tendrán mayor discreción para decidir en qué casos avanzar o abandonar.

Esto no significa que la oficina migratoria no haga operativos para detener a quienes hayan cometido algún delito o enfrenten procesos finales de deportación, incluso si reingresaron a Estados Unidos permitiendo a algunas personas estar menos preocupadas de ser perseguidas.

¿En qué casos?

– Los titulares de tarjetas de residencia

– Los ancianos

– Las embarazadas

– Personas con problemas graves de salud

– Gente que vive en el país desde temprana edad

– Cuidadores (de enfermos, adultos mayores o niños)

– Víctimas de algún delito

Así que con estas nuevas normas de deportación de ICE se abandona la política de “tolerancia cero” de Donald Trump que no consideraba la edad, el tiempo de permanencia, estado de salud y familia antes de deportar a un inmigrante con o sin papeles de permanencia en Estados Unidos.

En este sentido, se priorizarán los casos en tribunales, donde ya existen1.3 millones de expedientes, la mayoría acumulados durante el gobierno de Trump. Por eso que con las nuevas prioridades para los cientos de abogados de ICE que procesan casos de inmigración podrán aprobar o desestimar dichos casos.

Prioridades de deportación

Las prioridades de Joe Biden se basan en tres grupos: seguridad nacional, fronteriza y pública priorizando aquellos no ciudadanos que han cometido delitos graves, pero cada uno de ellos visto caso por caso.

Entonces, ahora se instruye a abogados y personal que participa en el proceso de deportación para que usen la discrecionalidad cuando corresponda para lograr resultados justos y equitativos en casos individuales y hacer cumplir las leyes de inmigración de los Estados Unidos de una manera inteligente y sensata que promueva la confianza pública.

A partir de ahora objetivo de un juicio de deportación no es rápidamente expulsar a un extranjero, sino hacer justicia en caso que enfrenta en función de los cargos formulados.

Entre los factores que los fiscales pueden valerse para tomar una decisión, se tomará en cuenta:

 – El tiempo de permanencia de un no ciudadano en Estados Unidos.

– Si ha prestado servicio en las Fuerzas Armadas de USA.

– Lazos familiares o comunitarios en el país.

– Circunstancias de su llegada a Estados Unidos y cómo entró al país.

– Historial migratorio previo.

– Estatus migratorio actual, historial laboral del no inmigrante y estudios en Estados Unidos.

– Condición de víctima, testigo o demandante en procesos civiles o penales.

– Si el inmigrante tiene disponible un potencial alivio migratorio.

– Contribuciones a la comunidad; y cualquier factor humanitario apremiante, incluida edad, mala salud, embarazo, condición de niño o condición de cuidador principal de un pariente gravemente enfermo en el país.

Fuente:

laopinion.com

univision.com

Related Post