Cómo contener la migración de Centroamérica, según Joe Biden

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

El compromiso del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de impulsar una reforma migratoria y legalizar a los once millones de indocumentados que viven en el país, también contempla un plan para frenar la migración de centroamericanos a Estados Unidos.

La propuesta incluye el proyecto que impulsó Joe Biden cuando era vicepresidente en el gobierno de Barack Obama. Se trata de la ayuda a Centroamérica para confrontar a los narcotraficantes, y ayudar económicamente a las instituciones y ciudadanos.

Son estos factores que obliga a muchos de sus nacionales  a emigrar hacia Estados Unidos huyendo de la inseguridad, las amenazas de las pandillas, la corrupción, la pobreza y el tráfico humano y sexual. En este sentido, dentro del plan de reforma migratoria para Centroamérica se contempla el establecimiento de Centros de Procesamientos para Refugiados en El Salvador, Honduras y Guatemala y frenar así la migración forzada.

Igualmente, el gobierno de Biden instauraría de nuevo el Programa de Refugiados para Menores Centroamericanos, que impulsó  Obama el 2014. Es una medida que permite a los padres presentar en una corte de Estados Unidos una petición de refugio para los menores residentes en el Triángulo Norte (Guatemala, El Salvador y Honduras). De esta manera los jóvenes podrán solicitar asilo en el extranjero en vez de realizar la penosa travesía a Estados Unidos.

Para tener éxito en este plan migratorio en Centroamérica, el gobierno de Joe Biden destinará 4.000 millones de dólares para impulsar el desarrollo de El Salvador, Honduras y Guatemala y frenar así la migración forzada.

Economizar la región

El plan de Joe Biden para Centroamérica tiene el objetivo que las economías de la región crezcan de manera sustentable para la creación de empleos. Por ello se contempla:

– Trabajar con los bancos multilaterales, como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) parapromover la inversión extranjera en dichos países.

– Reducir las barreras para la inversión del sector privado priorizando el fortalecimiento del Estado de Derecho. Con ello se mejoraría  la competitividad de los países del Triángulo Norte.

– Impulsar las microfinanzas y la banca inclusiva con prioridad en los programas dirigido a las mujeres. Si se tiene en cuenta que los envíos de remesas constituyen un importante porcentaje del PBI en dichos países ( como 10% en Guatemala hasta 20% en El Salvador y Honduras), entonces es entendible la creación de mecanismos para ayudar a los receptores de remesas para crear pequeños negocios.

– Modernizar puertos, redes eléctricas y  carreteras para que la industria local pueda competir en todo el mundo. Por eso que Biden en el corto plazo buscaría redoblar la capacidad del Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central (SIEPAC), para generar más electricidad en la región.

Fuente:

voanoticias.com

estrategiaynegocios.net