¿Cómo comprar medicinas con US$ 0.67 al mes en Venezuela?

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

A la crisis económica y sanitaria en Venezuela se suma la escasez de medicinas lo que afecta mayormente a la población de pensionistas que reciben una irrisoria mensualidad.

El Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) informó recientemente que el pago de la pensión del mes de marzo del 2021 para los pensionistas es de 1 200 000 bolívares, que al cambio representa 67 centavos de dólar.

Esto sucede en un país dolarizado, con una inflación anual del 3 400% y en donde la canasta básica se calcula en 250 dólares mensuales. Por eso que los pensionistas venezolanos tienen que reunir dinero entre los familiares de la casa para comprar medicinas y obtener dólares en vista que la mayoría de comercios solamente aceptan la moneda estadounidense.

A ello se suma la variación de sus precios porque dependen lamentablemente del dólar. Si el dólar sube o baja, va a variar el costo del medicamento, o sea va a variar el precio.

Con la mensualidad del Seguro Social los pensionistas sólo alcanzan a comprar un kilo de arroz y mucho menos logran compra medicinas. Sin duda un verdadero “Vía Crucis” para los jubilados que además del elevado precio de las medicinas y la inflación del dólar deben afrontar la escasez de medicamentos.

Esto vienen sucediendo en Venezuela desde hace ya 5 años bajo el régimen de Nicolás Maduro, incluso desde antes de las sanciones impuestas por Estados Unidos, que ronda el 80 % según la Federación Farmacéutica Venezolana.

Entre las medicinas de mayor demanda y que son escasos se tiene a la insulina, las fórmulas para niños y los de alta rotación, como el acetaminofén, azitromicina y los de la COVID-19. Pero la mayoría son importados, y si se consiguen son caros y se tienen que pagar en dólares.

Colapso chavista

En 1999, el expresidente Hugo Chávez impulsó una reforma de la Constitución que incluía la obligación del Estado de pagar un salario mínimo para cubrir las necesidades básicas, y las pensiones se igualaron a ese parámetro.

Pero el sistema de pensiones en Venezuela es de reparto donde los trabajadores activos contribuyen con un porcentaje de su sueldo para costear las pensiones de la población en edad de jubilación.

Pero el aporte es poco porque muchos trabajadores, especialmente los cualificados, se han marchado del país, los salarios son bajos, el bolívar está depreciado y gran porcentaje de los empleos están en el sector informal de la economía y no contribuyen en nada al sistema.

De tal modo que el costo de las pensiones de 5 millones de venezolanos recae en el Estado que les ofrece una irrisoria mensualidad por las que sobreviven como pueden para comprar medicinas en Farmapatria, los locales del sistema del Estado para conseguirlas, pero donde la escasez es alarmante.

Fuente:

cubanet.org

bbc.com