Chicha de Jora, la cerveza del Imperio Inca

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

La chicha de jora es una bebida que tiene más de 500 años de antigüedad, un refresco netamente peruano que tiene su origen en el Imperio Inca y que se elabora hasta la actualidad.

Se trata de la “cerveza de los Incas” el cual juega un papel importante en las ceremonias andinas en honor a la Madre Tierra, la Pachamama. La chicha de jora tiene un color dorado y cuerpo nutritivo; de sabor un poco amargo y cuyo porcentaje de alcohol que tiene varía según el tiempo de fermentación.

Orígenes y beneficios

Una leyenda atribuye al Inca Túpac Yupanki el descubrimiento casual de la chicha de jora. Fue en una época de lluvias torrenciales que habían deteriorado los silos donde se guardaban los granos de maíz.

Así que el Inca sugirió la distribución del maíz para consumirlo como mote (maíz cocido), pero debido por sus características se optó por desechar esa partida de maíz. Fue entonces que  un indígena consumió esa mezcla de maíz fermentado quedando a descubierto el valor alcohólico del maíz fermentado.

Actualmente la chicha de jora es una cerveza artesanal de maíz que, para prepararlo, se necesita maltear el grano para luego fermentarlo. Su consumo tiene grandes beneficios para la salud: ayuda a perder peso, combate el cansancio y previene ciertos malestares del organismo, como cálculos renales y biliares.

Además, al tener un alto nivel de probióticos, la chicha de jora ayuda a la flora intestinal, por lo que es importante consumirla cada vez que exista la oportunidad.

La receta casera

–  1 kg de maíz germinado, deshidratado y molido

– 300 grs de quinua

– 200 grs de cebada tostada

– 5 litros de agua

– Clavo de olor al gusto

– Canela al gusto

– 200 grs de chancaca ( panela, piloncillo) o azúcar morena (rubia)

Preparación

En una olla colocar el maíz germinado, cebada, quinua y clavos de olor para que hierva a fuego alto. Luego, al llegar a su punto de ebullición, bajar la temperatura a fuego lento para que hierva por una hora y media o 2 horas más.

Cuando se haya consumido a mitad del agua colar todos los elementos sólidos, colocar la chancaca partida y reposar la mezcla aún caliente en una jarra. Seguidamente fermentar la mezcla por 3 días aproximadamente removiendo la chicha diariamente.