Así será el mapa político de América Latina 2021

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

El año 2021 arrastrará los estragos de la crisis económica en América Latina y el Caribe por la pandemia del Covid-19, pero con la esperanza que varias elecciones puedan cambiar el mapa político de la región.

América Latina arranca el nuevo año con la amenaza de crisis económica producto de la pandemia y la quiebra de los modelos políticos tradicionales. A ello se agrega que el nuevo mapa político de Latinoamérica tendrá que someterse a la política exterior estadounidense bajo la presidencia de Joe Biden.

Es decir, con la salida de Donald Trump de la Casa Blanca, los gobiernos alineados a sus políticas deberán enfrentar elecciones presidenciales en los próximos meses con un diagnóstico reservado, además de estar bajo la atenta mirada de nuevo gobierno estadounidense.

Por ejemplo, el triunfo del Movimiento Al Socialismo (MAS) en los recientes comicios en Bolivia, luego de un año de protestas y movilizaciones populares, puso al gobierno a Luis Arce, ex ministro de Economía y Finanzas de Evo Morales, quien ya comenzó a enfrentar los grandes retos económicos, sanitarios y sociales del país andino-amazónico.

Otra importante elección presidencial se realizará en Ecuador, el 7 de febrero, con 17 candidatos a reemplazar al presidente Lenín Moreno 17 candidaturas. Y si bien es cierto que aún no hay pronósticos confiables de encuestas sobre la intención de voto, los analistas señalan que estos comicios serán trascendentales para el futuro del Ecuador, que el 2020 fue sacudido por protestas populares y escalofriantes cifras de víctimas del Coronavirus.

Perú, es otro país azotado por la pandemia y con una preocupante inestabilidad política, que celebrará elecciones generales el 11 de abril, luego que Francisco Sagasti fue designado presidente interino, encargado de garantizar y ordenar esos comicios.

Sagasti sucede al breve gobierno de Manuel Merino de solo seis días en la presidencia, quien promovió la destitución del mandatario Martín Vizcarra, quien fue el alfil que puso en jaque a Pedro Pablo Kuczynski, destituido en marzo del 2018 por presuntos actos de corrupción.

La asunción de Sagasti en este inestable juego de ajedrez político tuvo lugar tras varios días de protestas callejeras fuertemente reprimidas que tuvo como saldo la muerte de dos jóvenes manifestantes y varios heridos y decenas de detenidos a manos de la policía.

Lo cierto es que actualmente se vienen realizando intensas reuniones para lograr una alianza de votos para definir las posibles precandidaturas en un panorama político confuso y desordenado. Pero todo indica que el candidato del Partido Morado, Luis Guzmán, es el elegido por el propio gobierno de Sagasti para tentar llegar a Palacio de Gobierno.

Mientras en Chile, se acaba de aprobar un referendo para modificar la Constitución heredada del dictador Augusto Pinochet (1973-1990)  están preparándose para las elecciones generales el 21 de noviembre. Son diversos los partidos políticos y movimientos sociales que están buscando identificar a los candidatos para reemplazar al jefe de Estado Sebastián Piñera, cuyo nivel de desaprobación alcanzó en diciembre un 78%, según las encuestas.

También en noviembre deben realizarse consultas generales en Nicaragua y en Honduras, así como importantes elecciones parlamentarias y regionales en México (el 6 de junio) y Argentina (el 24 de octubre), que marcarán intensos cambios en la región.

A ello se agrega que el nuevo mapa político de América Latina seguirá madurando rumbo al 2022 con contiendas presidenciales muy reñidas en Brasil y Colombia, actualmente gobernados por los derechistas Jair Bolsonaro e Ivan Duque, respectivamente.