Instituto Confucio: ¿Enseñanza o propaganda?

Su misión es enseñar y difundir la lengua milenaria china en todo el país, pero para el Departamento de Estado, el Instituto Confucio es una entidad de fachada que promueve la propaganda global comunista en los campus estudiantiles de Estados Unidos. Es decir, es como tener una misión extranjera de la República Popular China en las 60 universidades e instituciones culturales que actualmente reciben las ofertas culturales del Instituto Confucio.

Por eso que el gobierno de Trump quiere asegurarse que los estudiantes estadounidenses aprendan el idioma chino pero sin la manipulación del Partido Comunista chino. Y es que estos institutos establecidos en Estados Unidos y en 140 países del mundo, son financiados por la República Popular China siendo parte del aparato de propaganda del Partido Comunista Chino.

Entonces, a partir de ahora, las universidades e instituciones culturales que reciben las enseñanzas milenarias del filósofo chino de todo el país deben examinar el plan de estudios para garantizar que los estudiantes estadounidenses aprendan el idioma chino libre de la manipulación del Partido Comunista Chino.

Los Institutos Confucio están bajo la administración de una agencia del gobierno chino con sede en Beijing que ofrece al mundo sus programas educativos y culturales. Pero la administración Trump señala que es una herramienta de propaganda del Partido Comunista Chino para controlar e influenciar las actividades a la medida de Beijing en los campus universitarios. Por lo pronto, cerca de 40 universidades en todo Estados Unidos han cerrado sus programas educativos o están en proceso de cerrarlas.

La paradoja cultural –ahora política- es que por más de 40 años, China ha tenido acceso libre a la sociedad estadounidense, pero esta misma apertura sin restricciones para los estadounidenses no ha sucedido en la República Popular China que, más bien, ha aprovechado la política de puertas abiertas de Estados Unidos para divulgar propaganda comunista a gran escala en todo el país.

Fuente: www.primerinforme.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *