Votación por Internet: ¿el desafío de elegir un Presidente en un año de Coronavirus?

Todo lo ha cambiado el Coronavirus. Ha obligado a cancelar eventos, festivales, exposiciones, espectáculos hasta nuestra relación con el trabajo y confinarnos en nuestras casas por meses y que parecía algo sacado de una película de ciencia ficción. Y no es ajeno a esta situación la campaña por la Presidencia de Estados Unidos que ha puesto sobre el tapete el tema de modificar el sistema de votación presencial y por correo a lo digital.

Evidentemente hay que hacer cambios tan radicales en materia electoral como la vida misma ante la pandemia del COVID-19. Por lo pronto, hay fuertes voces en todo el país que llevan buen tiempo abogando por la modernización del sistema electoral y, que hoy con la propagación del virus, encontraron el fuerte argumento para la digitalización del voto para el 3 de noviembre.

Y ante el temor que la situación ante el coronavirus no mejore hasta noviembre donde los votantes tendrán que acerquen a los centros de votación, el debate de si se debe nacionalizar el sistema de votación online está en boca de todos. Por lo pronto, desde el 2018, el Estado de Virginia del Oeste viene aplicando este sistema de sufragar por la web y piensa repetirla en las primarias en junio de este año (no se ha confirmado aún si esta opción se usará en noviembre).

Hasta hoy, la votación digital solamente está disponible para residentes del Estado y militares que viven fuera de los EEUU. Y ante las grandes posibilidades que existan errores en el sistema o la incursión de piratas cibernéticos, hay voces que plantean que estos sistemas de votación 100% digitales sean mixtos: digital y analógico.

Para este tipo de mecanismo electoral no se trata de votar en una página web o app como si fuera una encuesta tradicional. Sino que se recibe una boleta de una aplicación que se abre en un smartphone, una computadora o tableta. De tal forma que el recibir la boleta electrónica, sus defensores señalan que se reduciría el riesgo de su pérdida en el correo que existe en las votaciones a distancia, es decir, por el Servicio Postal de los Estados Unidos.

Obviamente hay otras voces que están en contra de digitalizar el voto. Se debe recordar que Estados Unidos sufrió un ciberataque ruso en la campaña electoral del 2016, además que cada Estado es autónomo con respecto a su sistema electoral. Entonces, si la votación online se implementa, lo que puede suceder es que cada Estado va a elegir un proveedor distinto y sería difícil controlar todos los sistemas de votación.

Pese a las objeciones para este sistema de votación, la fundación Tusk Philantropies, que viene financiando una campaña a su favor en todo el país, anunció que muy pronto dos Estados confirmarán que implementarán esta modalidad de voto para el 3 de noviembre, y que para el mes de junio, se sumarán otra media docena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s