“La Reforma de la Tarjeta Verde” Podría No Beneficar el Crecimiento de la Economía

Escribe: Carla  Sanchez

Imagen: La Casa Blanca

Esta semana, Trump anunció su apoyo a un sistema de inmigración “basado en méritos”. La Reforma de la Ley de Inmigración Americana para una Economía Fuerte, o la Ley RAISE (por sus siglas en inglés), limita la inmigración legal a los Estados Unidos.

La Ley RAISE pretende reducir el número de tarjetas verdes distribuidas cada año. La Ley también pondría fin a la Lotería de Visas, restringiría el número de admisiones de refugiados políticos, limitaría la inmigración patrocinada por la familia y añadiría una categoría de visa de “no inmigrante” a los padres de ciudadanos estadounidenses adultos.

La legislación fue introducida en febrero del 2017 por el senador de Arkansas, Tom Cotton, y el senador por Georgia, David Perdue. En la Casa Blanca el miércoles, Trump se refirió a estas propuestas como “reformas de la tarjeta verde” que reducirían la “inmigración no calificada”. Cotton dijo que la Ley cambiará el sistema de tarjetas verdes a favor de los solicitantes que son jóvenes, pueden hablar inglés y sobresalir en su campo.

Este sistema “basado en el mérito” daría prioridad a los inmigrantes que acumulan el mayor número de puntos en esas categorías deseables. Si bien el propósito declarado de esta legislación es permitir que sólo aquellos que contribuyan positivamente al país, no está claro qué impacto podría traer este cambio.

La lógica de Trump es que al seleccionar a los mejores y más brillantes inmigrantes, la economía estadounidense estaría mejor. Pero la economía no es tan simple. De hecho, este país se ha beneficiado tanto de los trabajadores altamente calificados como de los que tienen menos calificaciones. Además, un simple cálculo del costo-beneficio ni siquiera considera los miles de individuos que vienen a los Estados Unidos, un país donde los derechos humanos son supuestamente honrados y respetados.

Algunos ciudadanos de los Estados Unidos afirman que luchan por encontrar trabajo, pero los inmigrantes ayudan a crear oportunidades, proveer trabajo y abastecer a las empresas. Esto se debe a que la economía necesita tanto proveedores como consumidores. La gente se especializa en lo que hacen mejor y dependen unos de otros.

Este informe de 2017 publicado por las Academias Nacionales de Ciencia, Ingeniería y Medicina concluyó: “la inmigración tiene un impacto global positivo en el crecimiento económico de largo plazo en los Estados Unidos”. En todo caso, los Estados Unidos deberían invertir en educación, mejor los sistema de entrenamiento para personas que busca hacer una carrera y en donde desarrollar su nueva habilidad, además de brindarles una mejor fuente de información a través de oficinas de consejería y educación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s