Panamá y otros países latinoamericanos están registrando aumento de sida desde el 2010, según la ONU

Escribe: Ligia Carla Suarez

Imagen: Youtube

La enfermedad del sida no se ha detenido  a pesar de las buenas noticias de que el promedio de vida de los enfermos se ha prolongado gracias a los tratamientos eficaces, medicamentos más accesibles y a que su transmisión de madre a hijo se ha reducido casi a cero, al menos en América Latina y el Caribe, según un estudio revelado por el Banco Mundial.

Este estudio también indicó que “A nivel mundial se estima que 34 millones de personas viven con el VIH / SIDA, 1,74 millones de los cuales están en América Latina y el Caribe.

Sin embargo, el sida sigue avanzando entre la población más desinformada  en lugares donde los canales de educación e información son débiles y la promiscuidad va cabalgante y sin protección por las calles. Es por eso que son necesarias sin fin campañas de prevención, especialmente de educación sexual en las escuelas, universidades e incluso  en los centros laborales.

Según una publicación del  Miami Herald, uno de los países latinoamericanos con mayor índice del VIH y que se ha convertido en un caldo de cultivo es Panamá. “Datos del Programa de Naciones Unidas para la Lucha contra el Sida (Onusida) difundidos el jueves pasado en un informe mundial indicaron que Panamá es uno de los países en los que desde 2010 ha habido “aumentos considerables” en las nuevas infecciones de VIH”.

Esta publicación también mostró nombre de países y cifras obtenidas de Onusida en que se advierte un avance peligroso del sida después de Panamá. “Chile (34 %) y varios países centroamericanos, Guatemala (23 %), Costa Rica (16 %), Honduras (11 %) y Panamá (9 %) registraron aumentos considerables” de nuevas infecciones, y “en algunos casos” esto se debió “al aumento de las pruebas de detección del VIH”.

Todos los días nuevas personas adquieren sida a través de contacto sexual, por agujas infectadas, solicitación de prostitución y en menos cantidad por transfusión sanguínea.  Muchos de estos contagios pudieron haberse evitado si los gobiernos toman una verdadera conciencia de salud pública invirtiendo más en campañas de prevención y de tratamiento accequible a personas de bajos ingresos económicos, aunque muchos de los infectados se muestran temerosos de superar barreras de discriminación y de rechazo para ir en búsqueda de su recuperación.

No bajar la guardia es las mejor trincheras de ataque y defensa contra el sida. En este sentido, Onusida se ha trazado una meta muy ambiciosa a la cual deben colaborar todos los países del mundo y es que para el 2030, el terrible VIH debe estar totalmente controlado, no solo en su avance sino en la distribución de medicamentos que atenúan los estragos de esta enfermedad en los infectados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s