La Depresión en Mujeres puede ser un Mal Doméstico. Aprenda a Identificarla y a Enfrentarla

Escribe: Ligia C Suarez  

Hay un malestar en casa. Las sonrisas se han ido y las ruidosas carcajadas de la familia se han transformado  en exclamaciones de ira y frustración por parte de una madre y una hija de veinte años desconcertadas porque no saben que les puede estar pasando. Hasta hace un instante todo iba bien, pero bastó una simple reprimenda para que la chispa encienda el carbón.

El llanto de la adolescente, apenas imperceptible suena igual de perturbador  a los oídos de una casi histérica madre que piensa que no existe ningún motivo que justifique esa “escenita” de auto compasión de la hija.

¿Qué es lo que está pasando con ella? Se pregunta la señora consternada, después de todo, ama a su hija sobre cualquier otra cosa. Pero su primera reacción definitivamente, no fue la más  aceptable,  en lugar de hurgar en sus  sentimientos. Obviamente, ella también tiene sus propios problemas y luchas interiores. Ya no es una mujer joven, ya paso de los cincuenta años y sus estados anímicos cambian de un extremo al otro convirtiéndola en una víctima de la bipolaridad de sus emociones.

No se alarmen. Este podría ser  un cuadro típico de dos mujeres que están atravesando por  diferentes épocas que les significan  cumplir un año más de vida. La madre, supuestamente con más experiencia en resolver conflictos personales, y la otra, la más joven, con una gran carencia de habilidades para lidiar con sus propios conflictos existenciales. Pero, algo tienen en común; podrían estar sufriendo de cuadros normales de una depresión pasajera a causa de los infinitos procesos de adaptación biológica que hay en el organismo de una mujer.

Un reportaje publicado por el Instituto Nacional de Salud Mental de los EEUU, NIMH por sus siglas en inglés, reconoce que son varios los motivos que desencadenan la depresión en mujeres; la más común posiblemente, es del tipo hormonal: “Los científicos también están estudiando la influencia de las hormonas femeninas, las cuales cambian a lo largo de la vida. Los investigadores han demostrado que las hormonas afectan directamente la química del cerebro que controla las emociones y el estado de ánimo”.

El mismo informe señala que estas etapas son específicas durante la vida de una mujer, como por ejemplo, en la pubertad; los días antes de los períodos menstruales; antes, durante e inmediatamente después de un embarazo (posparto), y el período inmediatamente antes y durante la menopausia (perimenopausia).

La depresión en si es una enfermedad a la cual no se la puede esconder con pretextos hormonales, porque en algunos casos, detrás de ella existe otros factores más serios como una enfermedad neurológica,  traumas y post traumas emocionales y otras situaciones que deben ser evaluadas por un especialista calificado.

Una mujer  constantemente está en continua lucha interna por encajar exitosamente en cualquier lugar o situación; y como si ésto fuera poco,  la pugna también corre dentro de su propio cuerpo alcanzando sus pensamientos. Aunque las cosas se vean adversas siempre hay la esperanza de que las fuerzas den para todo.

Es impensable que podamos saltarnos estas etapas desagradables y hasta dolorosas que dejan escapar algunas chispas de depresión a nuestro alrededor. Lo cierto es que cualquiera que sea el origen, nadie está libre de padecer algún sintoma de depresión en cualquier etapa de su vida, por más leve que ésta sea, aunque siempre habrá quien la sepa manejar mejor que otros.

En este sentido, el Instituto de Salud Mental  nos da unos consejos prácticos de cómo afrontarlo exitosamente y de forma natural la depresión.

  • Comience hacer actividades o ejercicios físicos moderados. Vaya al cine, a algún juego de pelota, o a algún otro evento o actividad que solía disfrutar. Participe en actividades religiosas, sociales o de otro tipo.
  • Asígnese metas realistas.
  • Divida las tareas grandes en tareas pequeñas, establezca algunas prioridades y haga lo que pueda cuando pueda.
  • Trate de pasar tiempo con otras personas y elija un amigo, una amiga o un familiar de confianza como confidente. Trate de no aislarse y deje que los demás lo ayuden.
  • Su ánimo mejorará poco a poco, no de inmediato. No espere salir de su depresión en un “abrir y cerrar de ojos”. Frecuentemente, durante el tratamiento de la depresión, el sueño y el apetito comenzarán a mejorar antes de que desaparezca su estado de ánimo deprimido.
  • Posponga las decisiones importantes, tales como casarse, divorciarse o cambiar de trabajo, hasta que se sienta mejor. Hable sobre sus decisiones con otras personas que la conozcan bien y tengan una visión más neutral de su situación.
  • Recuerde que los pensamientos positivos reemplazarán a los pensamientos negativos a medida que su depresión responda al tratamiento.

Tomen en cuenta estos consejos que pueden ayudar a controlar su nivel de depresión, pero recuerde, sólo un especialista puede determinar el verdadero origen de esta enfermedad y diagnosticarla como tal. Si persisten los síntomas de trsiteza extrema, desesperanza o ideas de suicidio acuda inmediatamente a su médico ya que se puede tratarse de algo más serio que un desbalance hormonal.

La Bipolaridad del Atardecer. Libro de Autoayuda para mujeres a la venta por Amazon o visite Saskia Juno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s