Medicamentos Aprobados por la FDA Pueden Ayudar con la Depresión

Fuente: U.S. Department of Health and Human Services

La depresión es una enfermedad médica grave. También llamada “trastorno depresivo mayor” o “depresión unipolar”, afecta a cerca de 350 millones de personas en todo el mundo y es una causa principal de discapacidad, según la Organización Mundial de la Salud.

Si usted tiene depresión, es posible que no reconozca los síntomas o pueda pensar que los síntomas se deben a la falta de sueño o una mala dieta. O bien, puede darse cuenta de que está deprimido, pero se siente demasiado cansado o avergonzado para buscar ayuda.

No siempre la depresión requiere tratamiento con medicamentos. Pero los medicamentos aprobados para el tratamiento de la depresión por la Administración de Alimentos y Medicamentos (denominados aquí como “”antidepresivos”) pueden ayudar a mejorar los síntomas en algunas personas.

Diagnóstico de la depresión

El diagnóstico —el cual debe ser por un profesional de la salud— depende del número, la gravedad y la duración de los síntomas depresivos, que pueden incluir:

  • estado de ánimo deprimido
  • pérdida de interés o de placer en casi todas las actividades
  • cambios en el apetito o el peso
  • trastornos del sueño o dormir demasiado
  • movimientos lentos o inquietos
  • fatiga o pérdida de energía
  • sentimientos de que no vale nada o culpa excesiva
  • problemas para pensar, concentrarse o tomar decisions
  • pensamientos de muerte o suicidio

Los médicos suelen considerar su historial y revisar su comportamiento y el estado mental en el momento de evaluar un posible diagnóstico de depresión. Luego, el médico puede evaluar los síntomas, descartar causas físicas de la depresión (como la enfermedad de la tiroides o la enfermedad de Parkinson) y decidir si la depresión es un diagnóstico apropiado.

Los médicos también deben examinarle por trastorno bipolar, un trastorno cerebral que causa cambios inusuales en el estado de ánimo, la energía y los niveles de actividad, así como cambios en su capacidad para realizar las tareas cotidianas. Si ciertos medicamentos aprobados para el tratamiento de la depresión se prescriben erróneamente a una persona con trastorno bipolar, pueden causar manía, un tipo de estado de ánimo inusualmente elevado o excitado. Si la manía es grave, una persona puede llegar a ser psicótica. (Lea esta actualización para el consumidor para obtener más información sobre el trastorno bipolar).

Tratamiento con medicamentos

Los antidepresivos son medicamentos que se cree que actúan cambiando las sustancias químicas del cerebro llamadas neurotransmisores —principalmente serotonina, norepinefrina y dopamina— que están involucradas en la regulación del estado de ánimo.

Algunos antidepresivos tienen clasificaciones:

  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS); ejemplos son Prozac (fluoxetina), Celexa (citalopram) y Paxil (paroxetina)
  • Inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina (IRSN); ejemplos son Effexor (venlafaxina) y Cymbalta (duloxetina)
  • Antidepresivos tricíclicos (ATC); ejemplos son Elavil (amitriptilina), Tofranil (imipramina) y Pamelor (nortriptilina)
  • Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO); ejemplos son Nardil (fenelzina) y Parnate (tranilcipromina)

Otros antidepresivos incluyen:

  • Remeron (mirtazapine)
  • Wellbutrin (bupropion)

Los medicamentos aprobados para el tratamiento de la depresión afectan a diferentes neurotransmisores en una variedad de maneras. Por ejemplo, los ISRS aumentan la señalización de serotonina en el cerebro. Y los IMAO bloquean la monoamino oxidasa, una enzima que descompone los neurotransmisores.

“Algunas pruebas indican que la forma más eficaz para tratar a muchos pacientes con depresión es a través tanto de la terapia como de la medicación antidepresiva prescrita”, añade el doctor Mitchell Mathis, M.D., director de la División de Productos Psiquiátricos de la FDA.  Hable con su médico acerca del mejor tratamiento para usted.

Eficacia del antidepresivo

Por lo  general, usted debe tomar dosis regulares de un antidepresivo prescrito durante varias semanas antes de que sea sienta el efecto completo de la medicación.

No se debe dejar de tomar los medicamentos sin consultar con su médico, aunque se sienta mejor. La interrupción puede dar lugar a síntomas de abstinencia como la ansiedad y la irritabilidad. O podría volver la depresión.

Nota: un porcentaje significativo de personas puede no responder a un antidepresivo prescrito. En estos casos, a veces, el cambio a un medicamento diferente o agregar otro medicamento puede ayudar a tratar los síntomas. Algunas personas pueden no responder a la medicación en absoluto, señala Mathis. Si usted tiene inquietudes acerca de los antidepresivos que está tomando, consulte con su medico.

Efectos secundarios comunes

Los efectos secundarios comunes de los antidepresivos pueden incluir:

  • Náuseas y vómitos
  • Aumento de peso
  • Diarrea
  • Trastornos del sueño
  • Problemas sexuales

Puede llevar algún tiempo a su médico determinar el medicamento que funcione mejor para usted.

Riesgos graves

Algunos antidepresivos pueden conllevar riesgos graves. Converse sobre estos riesgos con su médico. Algunos de los riesgos relevantes se enumeran a continuación.

Pensamientos suicidas
En 2004, la FDA pidió a los fabricantes que añadieran un recuadro de advertencia al etiquetado de todos los medicamentos antidepresivos. Este etiquetado advierte sobre el aumento del riesgo de pensamientos suicidas o comportamiento suicida en niños y adolescentes que toman antidepresivos durante el tratamiento inicial y con el aumento de la dosis. En 2007, la FDA solicitó que se ampliara la advertencia para incluir a los adultos jóvenes hasta los 24 años.

Si usted o alguien que conozca tiene pensamientos sobre el  suicidio, puede llamar inmediatamente a su médico; ir a una sala de emergencias de un hospital; o llamar de forma gratuita y confidencial a la Línea de Prevención Nacional del Suicidio al 1-800-273-TALK (8255).

Defectos de nacimiento
Algunos medicamentos antidepresivos pueden dañar al feto si se toma durante el embarazo. Si está considerando un medicamento antidepresivo y está embarazada, tiene planes de quedar embarazada o de amamantar, hable con su médico acerca de los beneficios y riesgos.

Presión arterial alta
Aquellos que tomen inhibidores de la monoamino oxidasa deben evitar ciertos alimentos que contengan altos niveles de la sustancia química tiramina. Esta sustancia química se encuentra en muchos quesos, vinos y encurtidos, y algunos medicamentos como los descongestionantes. Si toma inhibidores de la IMAO y consume esta sustancia química, aquellos podrían interactuar y causar un fuerte aumento de la presión arterial, lo que podría conducir a un derrame cerebral u otras complicaciones. Hable con su médico acerca de la mejor dieta para usted.

Este artículo está disponible en la página de Artículos para el Consumidor de la FDA, en la cual se publican las últimas novedades sobre todos los productos regulados por la FDA.

Publicado el 9 de enero de 2009 / Actualizado: el 27 de octubre de 2016 / Revisado el 28 de abril de 2017.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s