La Menopausia y los Tipos de Reemplazo Hormonal Naturales: Riesgos y Beneficios

Escribe: Saskia Juno (saskia66@juno.com)

Llegar a la menopausia podría no ser tan agobiante si tratamos de mantener control de forma natural de los cambios biológicos provocado por la disminución del estrógeno y la progesterona, dos hormonas claves en la reproducción humana en la mujer.

Al igual que muchas mujeres de mediana edad, la perspectiva de cómo ven el mundo a través del “lente” de la menopausia, parece darles un vuelco y medio a sus vidas. Nada parece igual, el deseo sexual va perdiendo fuerza, los sofocamientos se vuelven más rutinarios, así como el temor de padecer prolongados y abundantes sangrados de hasta tres o más semanas durante el periodo menstrual que puede desembocar en una severa anemia por la pérdida de glóbulos rojos.

Pero los efectos físicos no es todo; según estudios, las manifestaciones psicológicas más comunes que se dan en la cúspide de la menopausia son la depresión, ansiedad e irritabilidad. Muchas mujeres se siente que están dejando se ser atractivas a sus parejas. Es una situación sumamente delicada en la vida matrimonial porque muchos fraccionamientos se dan en la relación y por supuesto, otras se pueden afianzar dependiendo del tipo de relación que se haya cultivado.

Si siente todos estos síntomas que están alterando su relación conyugal y familiar, no se asuste pero actué inmediatamente. Es hora de hacer una cita con el ginecólogo de su confianza para determinar si es que usted efectivamente está entrando a la menopausia, no importa si aún no ha llegado a los 50 años. Ya que esta fase puede iniciarse muchos años antes o después de esta edad.

Posiblemente, su médico le recete ciertas medicinas que deben funcionar como Terapia de Reemplazo Hormonal (TRH). Esta es la progesterina, combinación de estrógeno con progesterona en forma sintética. Mientras, el primero reduce la sensación de sofocamiento, ayuda a aliviar la resequedad de la vagina, la dificultad para orinar y previene la pérdida de masa ósea en los huesos (osteoporosis), la otra hormona ayuda a reducir el riesgo de cáncer de útero.

Muchos especialistas en la salud recomiendan tener mucho cuidado con la Terapia de Reemplazo Hormonal  ya que no funciona igual para todas las mujeres y podría aumentar el riesgo de ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, cáncer de seno y coágulos en los pulmones y las piernas. Antes de iniciar el tratamiento, su médico debe hacerle muchas preguntas a las que debe contestar con honestidad. Por ejemplo, si usted fuma, si tiene o alguna vez ha tenido bultos o cáncer en los senos, ataques cardíacos, problemas cerebrovascular, coágulos, hipertensión, colesterol alto o excesivo contenido de materia grasa en la sangre o diabetes.

Mujeres que tienen altos riesgos en su salud y que no califican para un reemplazo hormonal, pueden optar por alternativas naturales que podrían resultarles muy beneficiosas. Pero antes de seguir o consumir alguna de ellas, consulte con su médico especialista primero.

Por ejemplo, hacer cambios en la dieta y dejar algunas costumbres como beber café, licor o fumar pueden hacer un buen comienzo. También evitar alimentos calientes y picantes. En países como Japón cada vez más mujeres en edad de la menopausia consumen soya, pescado, vegetales  y alimentos sin grasas.

Lamentablemente, la soya no parece ser muy efectiva para mujeres mayores de sesenta años, un estudio publicado en HealthDay “aunque los fitoestrógenos que se encuentran naturalmente en la soya podrían ayudar a las mujeres más jóvenes durante la menopausia, las mujeres mayores de sesenta no van a recibir necesariamente algún beneficio en cuanto a densidad ósea, reducción del colesterol o mejoramiento de la memoria”, concluyó Johanna Lampe, bioquímica nutricionista del Fred Hutchinson Cancer Research Center de Seattle y coautora del estudio.

Por ejemplo, en Alemania, algunas mujeres prefieren consumir el Cimífuga (Cohosh Negro), una planta que a pesar de que su efectividad no ha sido del todo confirmada es bastante popular. También se recomienda hacer mucho ejercicio para evitar el debilitamiento de los huesos y que también ayuda a combatir la ansiedad y la depresión.

Pero el hecho de que la naturaleza tenga que seguir su camino en el ciclo de la vida de una mujer, no significa que nos demos por vencidas en nuestra búsqueda de la felicidad y confort. Esto no es el fin, yo diría que es el comienzo de una mejor época de productividad cualquiera que sea las actividades diarias que realicemos o quizá la oportunidad de incursionar en una nueva.

aviso-publicidad-dic-2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s