Invocamos a la humanidad del Presidente Electo Donald Trump por la No Cancelación de DACA y una Comprensiva Reforma Migratoria

Foto: Cronkite News

Por Nelson Díaz Pomar. Director de El Latino Americano (latinoam@bellsouth.net)

Estados Unidos de Norte América es un país de inmigrantes. Sólo los nativos Americanos les cabe el derecho de pertenecer históricamente  a esta tierra pero que lamentablemente no son mayoría, ni tienen voz ni voto en los asuntos de gobierno; sin embargo se han manifestado favorables a una solución justa y permanente a favor de los inmigrantes indocumentados.

Por otro lado, los aportes a la vida  económica, cultural, social y política de los indocumentados son inmensas. Ellos realizan trabajos  esenciales para el desarrollo de la agricultura, las industrias, la construcción y los servicios turísticos. La mayoría de estos trabajos, por su rudeza y bajísimos salarios, no son ocupados por los ciudadanos de este país; lo que ha permitido a muchos consorcios multi-billonarios amasar increíbles fortunas sin salir de casa.

Gracias a su mano de obra barata y por su trabajo eficiente,  la población norteamericana se ha beneficiado adquiriendo productos agrícolas y servicios de gran calidad a muy bajos precios.

El aporte económico de los indocumentados a las arcas del IRS,   suma varios billones de dólares anuales en los que se incluyen los pagos de impuestos y cuotas del Seguro Social; no obstante ellos no se beneficiaran de estos pagos que después de todo representa un ingreso importante para el Estado.

Es importante resaltar, también,  que los hijos de indocumentados prestan servicios en las Fuerzas Armadas del país y ofrendan sus vidas, defendiendo y cuidado los intereses del país. También, ellos ocupan importantes cargos en instituciones pro derechos humanos; además de generar empleos a través de sus propias empresas privadas aportando con su talento, eficiencia y lealtad.

Por otro lado, más de 750 mil jóvenes indocumentados que fueron traídos sin su consentimiento a los Estados Unidos por sus padres en la creencia de proveerles un mundo de mejores oportunidades a comparación de sus lugares de orígenes, se han beneficiado de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) otorgada por el presidente Barack Obama.

Qué es lo que pasa con estos buenos muchachos? Están viviendo una terrible pesadilla de la que necesitan que una mano compasiva del gobierno los ayude a salir después que el presidente electo declarara que terminaría con este programa, y que podría deportar a estos jóvenes. Esto desde el punto de vista humanitario, razonable, social, económico y profundamente religioso, como ha demostrado ser este gran país del Norte desde sus orígenes, no está bien. Algo definitivamente, esta mal.

No hay duda de que  los ‘dreamers’ han  demostrado ser ciudadanos de primera clase para este país sin siquiera saber que eran indocumentados; ellos se están preparando para ser una orgullosa fuerza de trabajo, producción y bienestar para los Estados Unidos. No hay ninguna razón que no sea injusta para castigarlos por acciones de la que ellos no fueron responsables.

Por las razones expuestas y considerando, además que este país  fue creado al amparo de Dios por inmigrantes que buscaban libertad y prosperidad fuera de sus lugares de orígenes donde eran perseguidos por sus creencias; invocamos a la humanidad del Presidente Electo Donald Trump para que permita la legalización de todos los inmigrantes indocumentados portadores de una conducta intachable y sobre todo: NO A LA CANCELACION DE DACA.

Los 52 millones de  ciudadanos latino-Americanos esperamos su compresión por lo cual podría ser recordado con eterno reconocimiento y gratitud por sus proesas humanitarias, al igual que, Ronald Reagan, un republicano generoso y decente, quien fue el último presidente en dar la bendición de una Ley de Reforma y Control de  Inmigración en el año 1986 otorgando dignidad a más 3 millones de indocumentados. En Dios Confiamos, de que las cosas que se vayan a cancelar sean reemplazadas por programas definitivos de bienestar para la población indocumentada de los Estados Unidos, y que el miedo deje paso a la esperanza , la prosperidad y la Fe.

aviso-publicidad-dic-2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s