La Salud en el Imperio de los Incas

Por Nelson Diaz-Pomar

El territorio  habitado por los Incas en  Perú, es un país con una  Flora única en el mundo. Está representada por más de 25 mil plantas, de las cuales cerca de 1,400 plantas tienen propiedades medicinales, y que debido a esas cualidades se han convertido en el principal insumo de la Industria farmacológica  mundial  y de medicamentos naturales  por modernos laboratorios  peruanos.

La Medicina Inca constituye uno de los más extraordinarios legados históricos que los Incas han brindado a la Humanidad. Los aproximadamente 14 millones de habitantes del Imperio Inca gozaban de muy buen salud debido a su estilo de vida activa, alegre,  y de alimentación variada provenientes de aves y pescados, cereales, vegetales, algas marinas,  y frutas que contenían grandes cantidades de nutrientes , vitaminas , minerales  y  propiedades medicinales.

Los conocimientos de la maravillosa medicina ancestral de las Culturas Andinas y Amazónicas acumuladas a través de más de 2 mil años se han convertido en una fuente de sabiduría para la  prevención y el tratamiento de las enfermedades que afligen a la humanidad y ofrecen  las mejores posibilidades para lograr el bienestar humano.

Esta medicina natural y tradicional  constituye la puerta de entrada a “un universo mágico” compuesto no solamente por un profundo conocimiento de las propiedades curativas de las plantas medicinales, sino también por converger con las filosofías de vida y espiritualidad en una concepción sagrada de los elementos que nos brinda la naturaleza.

Los Incas concibieron los elementos de la Naturaleza  como la fuente de energía más poderosa, que alberga vida, fertilidad, productividad, sanación y el crecimiento físico y espiritual que también propician la armonía, y el equilibrio con el cosmos  y de la búsqueda del saber y entendimiento. Esta visión de los Incas nos permite entender lo racional de lo irracional, lo tangible de lo intangible, y lo  visible de lo invisible, permitiendo conocer de una manera amplia los principios espirituales, físicos, emocionales y mentales del ser humano. Todo esto es base  de la gran Sabiduría de la Medicina Inca que constituye la mejor  Alternativa, para  complementarla con la Medicina Moderna.

Los médicos Incas trataban  de  descubrir  las causas de las enfermedades y no solo de aliviar los síntomas, también se preocupaban por analizar los problemas  de tipo espiritual, emocional o psíquico que pudieran incidir en las personas. Se preocupaban así mismo, de conocer la alimentación y la forma de vida de cada paciente, para darle las recomendaciones pertinentes.

La mayoría de los médicos modernos,  predominantemente,  se dedican  a recetar productos químicos para eliminar los síntomas,  pero no curan la causa de las enfermedades. Estos medicamentos,  generalmente tienen efectos secundarios,  que  ocasionan daños a  otros órganos sanos, no llegando a acabar con las causas que originan las enfermedades.

Los Herbolarios Incas: “Sancoyoc”

Eran expertos conocedores  de las propiedades  medicinales de las  plantas, raíces,  flores , frutos, y hierbas curativas, frescas o secas, así como de algunos minerales,  las que las ponían  disposición de los Médicos en forma de extractos,  infusiones, polvos , cremas, cataplasmas, parches, laxantes, etc., o en forma natural para que receten o apliquen a los enfermos. También tenían diferentes antídotos para tardar a las personas  con picaduras de insectos o culebras venenosas. Estos herbolarios viajaban con frecuencia en compañía de sus hijos a diversos lugares del país y de la zona de la  Selva Amazónica, para buscar productos medicinales, también  intercambiaban conocimientos y compartían los medicamentos con otros herbolarios de las  diferentes regiones. Ellos, también,  cultivaban en huertos especiales las plantas medicinales. Mantenían  un completo almacén de sus yerbas y plantas en forma natural, disecadas o en extractos, concentrados o en mezclas especiales.

Los Modernos Laboratorios Naturistas

En la actualidad existen modernos Laboratorios Naturistas, dirigidos por Químicos Farmacéuticos graduados en universidades peruanas , que procesan y envasan los diferentes productos curativos de la medicina Inca  para su venta en los mercados del Perú y para su exportación a  la mayoría de países del mundo, en especial a los países europeos y el Japón,  donde tienen una gran aceptación.

Médicos Incas: “Hampa-Camayoc,

Examinaban a los enfermos en forma manual, pero muy minuciosa, para determinar la causa de las enfermedades, empezando por el examen de los ojos, la boca y la garganta; veían  y tocaban las partes del cuerpo adoloridas o de donde provenían los males, así como para medir la temperatura del cuerpo. Los médicos  estaban siempre pendientes  de la evolución de la enfermedad hasta que el paciente estuviere curado. Los Médicos Incas  curaban  con los medicamentos que  preparaban los  Herbolarios. Adicionalmente a los que eran comestibles o bebibles, ellos usaban las  cataplasmas de hierbas para aplicarlas en las zonas afectadas o en las plantas de los pies que los cubrían con telas de algodón o lana, según el caso. También utilizaban los masajes en diferentes partes del cuerpo, usando aceites  medicinales. Eran unos expertos kinesiólogos.

Si los Hampa-Camayoc  consideraban que su paciente requería de una intervención quirúrgica, lo ponían a disposición de un cirujano (“Sirkak”). En los casos de problemas mentales y depresiones lo ponían a disposición de músicos y cantantes, ya que  llegaran a descubrí la importancia de la Musicoterapia. Actualmente en varias universidades del Perú y del mundo se estudia la medicina Inca.

Los sirkak, realizaban asombrosas operaciones con simples instrumentos, destacándose las intervenciones quirúrgicas  mediante  instrumentos muy sencillos, usando  el Tumi, para abrir los cráneos  y la Vilcachina para extraer  los objetos o cualquier parte de un órgano  dañado. El sistema llamado “Trepanación del Cráneo” o “craneotomías” lo utilizaban para hacer perforaciones en los huesos del cráneo para curar algunas enfermedades del cerebro y del sistema nervioso, extrayendo de su interior  tumores que eran  la causa de la enfermedad o para curar heridas sufridas por los soldados en los combates. Las perforaciones eran tapadas con láminas de oro o plata o con la corteza de las calabazas.

Estos Cirujanos Incas también curaban  las lesiones o roturas de los huesos, las luxaciones, etc. Usaban como anestésicos la coca o bebidas embriagantes  o drogas que los adormecían, a fin de que el paciente  no sintieran dolores.

Todos ellos han  adquirido sus conocimientos y habilidades a través de unos rigurosos adiestramientos por parte de sus abuelos y padres, ya que los conocimientos de la medicina Inca  eran  un producto de la herencia familiar y  conocidos solo dentro de ese círculo íntimo.

Los conocimientos de la medicina, Inca son una ciencia honorífica sustentadas en el aprendizaje  en la  “la Universidad de la Vida”, que  daba certificados basados en conocimientos milenarios que era un privilegio  solo destinado a las personas que  los obtuvieron por herencia o por convicción, basados en el aprendizaje personal, la autorreflexión y la armonía espiritual  y habilidad para la sanción. No hay que confundir a esos médicos Incas con  los hechiceros, que son unos individuos empíricos, que  usan brujería  y las llamadas  artes mágicas.

Entre las enfermedades que curan los Médicos Incas están las siguientes: el cáncer, el mal de Alzheimer el Parkinson, la diabetes, colesterol malo, enfermedades del sistema nervioso y del cerebro,  enfermedades del sistema circulatorio y del corazón. También del sistema audio visual y digestivo. Curaban  también la Epilepsia, la sífilis, neumonía, la gripe, el mal de anginas, alopecia, asma, bocio, el paludismo, problemas mentales, la conmoción cerebral, cataratas, etc.

La Farmacopea Inca está compuesta de más de 850 especies de  plantas, hojas, raíces, troncos de árboles, flores, semillas, frutos y hierbas  que se producen en la Región de los Andes y en la Amazonia, que  se vienen usando con gran éxito durante más de dos mil años.

Anuncios

Un comentario sobre “La Salud en el Imperio de los Incas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s