Pedro Pablo Kuczynski, Presidente Electo de Perú: Madrugando por el Cambio

Escrito por Ligia C. Suarez, Editora (latinoamediciones@gmail.com)

Con su modestia acostumbrada, su apacible calma y su sonrisa bonachona, Pedro Pablo Kuczynski, presidente electo de Perú dijo que lo primero que hará  será modernizar su país y lograr una conciliación política con todos los frentes como única vía de emerger de la crisis. Esto fue durante su primera entrevista concedida a un canal de televisión de Perú, después de que la Organización Nacional de Procesos Electorales de ese país lo diera como ganador de las elecciones. Ahora en Perú, todos respiran tranquilos desde los que votaron por Kuczynski hasta por quienes no lo hicieron, pero que, igualmente guardan las esperanzas de que el nuevo presidente cumpla con sus promesas de desarrollo, bienestar y seguridad.

 Como se sabe, después de una ajustada y reñida contienda electoral de segunda vuelta, en donde cualquier cosa inesperada podría haber sucedido y nadie sentirse responsable por el casi empate electoral de fotografía entre Pedro Pablo Kuczynski y Keiko Fujimori, la suerte aún no estaba echada del todo. Lo cierto es que después de tener a los peruanos comiéndose las uñas durante cuatro días a la espera de un primer resultado oficial, la agonía para ambos candidatos y para el pueblo peruano llegó a su fin con el triunfo definitivo de este último sobre Keiko Fujimori, quien todavía está a la espera de la confirmación de los resultados por parte del Jurado Nacional de Elecciones para reconocer su derrota y felicitar la victoria de su contrincante político.

Su habitual serenidad teñida de buen sentido del humor es parte de un marco visible de un hombre con gran experiencia en el campo de la economía del Perú y en el extranjero, en donde trabajó para el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Conocido popularmente como PPK (abreviación de sus nombres y apellido paterno) representa en estos momentos para el pueblo peruano la esperanza de un despegue y consolidación de su económica que redituará en mejores resultados en sus diversos sectores productivos y de servicios como la salud y la educación que hoy están en crisis por el descontento de sus usuarios. Además, tendrá los retos de acabar con la pesadilla que representa la criminalidad a mano armada, el narcotráfico que aflora impunemente y el aparente rebrote del terrorismo que amenazan con convertir al Perú en ríos de sangre donde la sensatez y el orden también parecen extraviados.

 Desde ese oscuro panorama, Kuczynski es visto como un faro de iluminación para un país que tiene muchos problemas sociales, económicos y políticos que enfrentar como la corrupción y la ineficacia con que operan algunas de sus instituciones supuestamente autónomas promovida por la inestabilidad, la inexperiencia y las acusaciones de cohecho que penden sobre la cabeza de gobierno liderada por el propio presidente, Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia quienes están siendo investigados por lavado de dinero y de haber recibido ganancias ilícitas de una transnacional brasileña, además de supuestas afiliaciones de la señora Heredia con el gobierno de Venezuela.

 Pero ¿quién es Pedro Pablo Kuczynski?

 Mucha gente no sabe quién es este hombre de apellido extranjero, de apariencia anglosajona y casado con la prima de una famosa actriz norteamericana (Jessica Lange), cuñado de un Premio Nobel de Medicina y primo de un gran director francés de cine. Pedro Pablo Kuczynski es más que una apariencia y una reputación de “gringo” mal interpretada por sus oponentes y a veces por el propio pueblo peruano. A sus 77 años de edad, este hijo de un sobreviviente del holocausto alemán, nació en Perú y vivió su infancia en distintas locaciones de zonas rurales y más pobres de Perú acompañando a sus padres, un médico alemán que combatió la lepra en Iquitos y una maestra de literatura que llegó desde Ginebra.

 De joven pasó por distintas instituciones educativas entre Suiza e Inglaterra. Luego se trasladó a Estados Unidos a estudiar en la prestigiosa universidad de Princenton la carrera de Economía. De regreso a Perú, ocupó varios cargos privados y públicos. Uno de los puestos que lo acercó más a su carrera política en Perú, fue la de Ministro de Economía que ejerció durante los gobiernos de los presidentes Fernando Belaunde Terry (segundo gobierno) y Alejandro Toledo.

 A partir del 28 de julio del 2016, Pedro Pablo Kuczynski se convertirá en el próximo presidente del Perú. Pero esta vez, las esperanzas de un país que se debate entre el crimen, la corrupción, el desempleo y la inflación por un lado; y contradictoriamente, por el otro, representa uno de los países con más potencial económico de la región, se verán regocijadas en sus promesas de campañas. PPK ha dado su palabra, según él, lo más valioso que tiene, y por esa razón se verá en la misión sagrada de acabar con el narcotráfico, la corrupción, subir los sueldos, crear más fuentes de trabajo, respetar las leyes de los trabajadores, desayunos gratis para todos los niños de educación inicial y mejorar el sistema de seguridad ciudadana. Así como también, elevar la calidad de la educación e implementar la tecnología y la industrialización entre otras importantes renovaciones.

Deseamos al Perú éxitos de la mano de su nuevo presidente quien tendrá que gobernar con una enorme oposición compuesta por una mayoría fujimorista en su congreso y que podría tratar de hacerle oposición ya que, en los últimos años se ha caracterizado por su ineficiencia, prepotencia y  egoísmo personales de sus miembros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s