Un Año Nuevo con Esperanzas e Incertidumbres

Foto: RT Noticias 

Antes del advenimiento del presente siglo 21, considerábamos que se iba a iniciar  en el mundo una nueva de  era de paz y armonía entre  las naciones con el renacimiento de la fraternidad universal que debería llevarnos a un desarrollo integral de bienestar general. Lamentablemente, nos despertamos alarmados al comprobar que la realidad era diferente; el odio y las rivalidades entre los países  se ha ido incrementado. Se cometieron  gravísimos atentados y la amenaza real de las guerras en diferentes partes del mundo se cierne sobre nuestras cabezas.

Los ataques  a  la “Torres Gemelas” de New York a comienzos de este siglo  produjeron la muerte de más de  3 mil inocentes y ocasionaron grandes destrucciones y caos materiales sin precedentes. Estos atentados criminales dieron origen  a las guerras en Irak y Afganistán y en el posterior nacimiento del Estado Islámico. que está basado  en  ideas equivocadas de la religión Islámica. Se trata de una  organización terrorista  de gran peligrosidad que  está tratando de destruir nuestra cultura occidental y desaparecer a todas las personas que no profesan su religión extremista haciendo que la humanidad retroceda al siglo VII, destruyendo todos  los avances científicos y tecnológicos de nuestra  era actual y sembrando el miedo y la zozobra.

No debemos perder las esperanzas de un mundo mejor

Los ataques  del Estado Islámico  no prosperarán. El mundo se ha unido en contra de ellos y serán destruidos. Debemos continuar viviendo  con optimismo para continuar  por las  vías del desarrollo y de la prosperidad, con el uso de la  ciencia y la tecnología que seguirán estando  al servicio del  bienestar del hombre.

La unión de todas las naciones del mundo en torno a la defensa de los derechos humanos de todos los habitantes  del planeta, es fundamental para la supervivencia pacífica.

LA DEFENSA DE LOS INMIGRANTES EN LOS ESTADOS UNIDOS

El Latinoamericano.org continuará con sus esfuerzos  para logar  la legalización de los inmigrantes indocumentados que  desde hacen muchos años se han incorporado pacífica y útilmente a los destinos de este país. Es reconocido que esos inmigrantes  desempeñan un rol muy importante en el desarrollo de la economía del país. Son los que dedican sus vidas a trabajar en la agricultura y gracias a ellos, llegan a las mesas de nuestros hogares vegetales y otros alimentos a precios muy razonables. También colaboran en realizar otras tareas muy importantes para nuestras vidas en centros hospitalarios, hoteles y restaurants. No es cierto que les quitan puesto de trabajo a los ciudadanos americanos, pues grandemente es sabido que ellos no toman en cuenta esos puestos como una buena opción laboral por sus bajos salarios, pocos beneficios y excesivo esfuerzo y horas de trabajo.

Debemos  aprovechar  estas festividades para desear a todos nuestros lectores, colaboradores y anunciantes un Nuevo Año, 2016, lleno de Paz, Esperanza y Prosperidad para todos lo que deseamos un mundo mejor para nuestros hijos y nietos.

Gracias

Dr. Nelson Díaz Pomar

Director

Ligia Carla Suarez

Editora

Miami, Diciembre del 2015

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s