Peruamérica. Poesía del Dr.Lit. Víctor Nolberto Unyén Velezmoro

 Víctor Nolberto Unyén Velezmoro (Chimbote, 1943). Químico Farmacéutico, escritor y docente. Ha merecido diversos reconocimientos como: Palmas Magisteriales Grado de Maestro 2010. Medalla del Centenario y Personaje del Siglo de Chimbote (2006), Patrimonio Cultural Vivo de Ancash por el Instituto Nacional de Cultura (2008). Autor de más de 15 obras.

Peruamérica

De: Dr.Lit. Víctor Nolberto Unyén Velezmoro
 I 
 ¡Inti, Quilla, Mama Pacha!

¡Oh dioses incas!

¡Oh dioses yungas!

que forjaron un imperio,

que administraron reinos,

de sabios gobernantes,

de indómitos guerreros;

que dejaron en los valles,

en las cumbres, en las aguas,

la templanza viril de los gentiles.

II 

 ¡Hombre! dual e inconcluso.

Tu origen mítico se remonta

en corpúsculos de luz eterna,

travesía de átomos ionizados

que orbitan en la distancia.

¿En fin? ¡Qué cuenta!

los segundos se miden

cronométricamente

en partículas de carbono

desde los tiempos vírgenes.

III 

¡No olvidéis hombres de América!

el extremo Nor oeste de Alaska.

Tu linaje se expande

por el estrecho de Behring

en la “Edad del hielo”.

Desde el Océano Glacial Ártico,

la Groenlandia, el Atlántico;

la bahía de Hudson,

los golfos de México y Honduras;

por el istmo de Panamá

y el mar de las Antillas.

 IV 

En su travesía de siglos,

despertaron el Pacífico, el Orinoco;

la isla Galápagos,

la Línea ecuatorial,

la Tierra del fuego;

los lagos de Maracaibo y el Titicaca.

Los cabos del Horno y San Roque.

Rugió entonces el hombre

desde el Amazonas al Río de la Plata,

en el Estrecho de Magallanes

y aún ruge en las Islas Malvinas.
 
V 

En el antiguo nuevo mundo ¡AMÉRICA!.

se asentaron por siempre:

Esquimales, mapuches, pampeanos,

fueguinos, campas, aguarunas,

los pieles rojas, caribes, arawacs,

calchiques, atacameños y araucanos.

Ensalcemos americanos:

a  los mayas, chibcha, otoníes;

quichuas, huancas; aztecas,

olmecas, toltecas y zapatecas.

Reverdeciendo pasada grandeza,

majestad de los pueblos oriundos.

Sol de los Incas del Perú.
 
VI
 
Elévate omnipotente antiguo peruano,

sobre las cenizas de tu génesis;

expande las fronteras que te atan

hacia otros continentes.

Cárgate de energía cósmica

en el punto mático del universo

donde se une el cielo con la tierra.

 VII

¡PERÚ!

palabra mágica y misteriosa,

su historia se mide

en retazos de tiempo.

Su nombre evoca la leyenda,

intrépidos españoles,

aguerridos incas,

estamparon en cada átomo

el mensaje de los siglos pretéritos.

 VIII

 Orgulloso de su linaje

fui tras las huellas

que dejaron sus pasos inciertos

en algún recodo dimensional

donde se funde

el pasado con el presente

camino a la ventura del futuro.
 
XI 

Mis versos resaltan la herencia ancestral

de florecientes culturas,

que adoraron al puma,

la serpiente, el gavilán

y al cóndor solitario.

Que grabaron en la roca, en adobe,

la grandeza de su raza.

En los muros de piedra ruda

de Pacaicasa,

extendí los brazos con mis húmeros.

Y cóndor descifré en Lauricocha

la visión de una herencia que despierta,

con los visos de civilización en La Galgada,.

XI
 
¡Y hombre del Santa!

primario horticultor del mundo,

muéstranos el arte de tu cestería,

la más antigua de América,

con la industria lítica estratificada

en las cuevas del Guitarrero

en plena Cordillera Negra.

 XII
 
¡Intipahuin!

Señores de la tierra,

ordenadores del mundo

¡Cordillera Blanca!

¡Cordillera Negra!

Columna vertebral de los Andes

Cordillera montañosa de América

Interconexión del cielo,

la tierra y el averno.

XIII 

¡Callejón de Huaylas!

¡Callejón de Conchucos!

en tu matriz ancashina

duerme el oro diamantino

que brilla en el cauce

del gran río Santa

minando las entrañas

del Cañón del pato.
 
XIV
 
Rescato para el embeleso

el orgullo que la patria inspira:

la nieve perpetua de tus nevados:

El coloso Huascarán o Matashraju,

el más alto del Perú, antena del universo;

la belleza sin par del Alpamayo,

el más hermoso del mundo;

exóticas lagunas, baños termales,

la Puya Raimondi,

Símbolo de la flora alto tropical andina.

XV
 
Resaltemos peruanos

“el nebuloso recuerdo

de una tierra santa”

recinto sagrado de los Huari.

Impresionante pórtico de los cóndores”

¡Chavín de Huántar!.

Alumbra el numen de mi estro;

abre las pavesas de la ciencia,

descúbrete así mismo

en cada una de tus ruinas;

El Castillo, Obelisco Tello,

la Estela Raimondi,

las cabezas clavas,

el dios andino Wari,

agricultor y civilizador

esculpido en hierática piedra.

  XVI

Descifra el mensaje oculto

de la anaconda, el jaguar y

el águila arpía,

“demonios fabuladores de la tierra”

que reinaron junto al Wacheqsa.

¡Oh dioses creadores del universo!

Montaña sagrada de Ancash

Metamorfosis de vida

Axis sagrado del Perú.
 
XVII
 
Evitemos la nostalgia del pasado

rescatemos el eco de lo extraño,

crucemos el umbral de los sepulcros

donde retoza libremente

el caudaloso Mayao,

testigo de la gloria de los yungas.

 XVIII
 
Testimonios inéditos, muda grandeza

Canto a los moche, a los chimues

que diseñaron Chan Chan

la ciudad de adobe más grande

de su tiempo, al señor de Sipán

que se reencontró con la historia.
 
XIX 

Admiremos el Santuario de Punkurí,

la gran muralla del Santa,

Pañamarca, El Castillo, San Pedro,

La Jedionda, Huaca Partida y Paredones;

Chanquillo,Yayno, Wilcahuaín,

las manos cruzadas de Cotosh,

la poza circular de Sechín Bajo, Caral,

la ciudad más antigua de América;

el Complejo arqueológico de Sechín

con sus estelas simbólicas y mitológicas;

la fortaleza de Kuelap,

las chullpas de Sillustani,

los maravillosos mantos de Paracas,

las ruinas del Gran Pajatén.

Peruamericanos,

recorramos juntos con altiva mirada

las pampas del ingenio de Nazca,

la Portada del Sol de Tiahuanaco

y el Valle Sagrado de los Incas.
 
XX 

¡Oh Manco Cápac, Jefe Poderoso!

con tu noble Coya, Mama Ocllo,

que surgieron de las aguas

del lago de los Uros

del inmenso Titicaca,

para hundir entre el

Cusco y el Vilcanota

al Noroeste del Kollao,

la barretilla de oro

en el cerro de Huanacuare

y fundar el Imperio

de los Hijos del Sol.

 XXI
 
Evitemos el viento estéril

que se pierde en los desiertos,

carguémonos en el Koricancha

de las vibraciones extransensoriales

del Gran Pachacútec,

organizador del Tahuantinsuyo.

Del arrojo y sapiencia

del Inca Túpac Yupanqui

“Resplandor Luminoso Memorable”

“Alejandro Magno de América”;

su espíritu guerrero

que consolidó un Imperio

en el “Hártate Halcón” de Sacsahuamán,

testigo de la gloria de Cahuide.

XXII

¡Felinos, jaguares, pumas!

Si por vuestras venas, arterias, aún ruge,

la raza de cóndores de mi canto.

Despertad tu linaje aún dormido

en el Qosqo milenario.

“Ciudad ombligo del Mundo”

Capital arqueológica del Perú.

En la cima sagrada

del “Cerro Viejo” de Machu Picchu,

¡Maravilla del Mundo moderno!,

me he coronado de rayos,

me he bañado de luz

junto al Intihuatana,

en el corazón de la ciudad

fortificada de los Incas.

XXIII
 
Y me he sentido Amauta

en el Yachayhuasi

Inca en el Acllahuasi.

He lucido en la altiva frente

la Mascaipacha

distintivo de la nobleza cusqueña.

Y en ese espacio dimensional

He dialogado en quechua con los dioses

he descifrado en los quipus su historia,

he competido con los intrépidos chasquis.

Y me he sentido noble por cuna

noble por privilegio.

Túpac Amaru por justicia.
 
XXIV
 
Ensalcemos peruamericanos

el orgullo de la raza

rescatemos de los nuestros

al mestizo Garcilaso de la Vega,

que narró en los “Comentarios Reales”

la grandeza de los Incas.

Reconozcamos americanos

la osadía de los blancos Wiracochas

que surcaron los mares

para imponer por las armas,

raza, religión, costumbres.
 
XXV
 
En ese genocidio más pudo

la culebrina, el arcabuz, la ballesta;

el montante, la alabarda,

la rodela, la brújula,

las unidades de caballería.

Que el simplismo de las boleadoras,

con sus hondas, porras y macanas;

lanzas, escudos, arcos, flechas;

años luz en el uso de la guerra.

 XXVI
 
Del exterminio,

el acero español surgió más fiero,

con inaudita furia

diezmó los ejércitos gentiles

y en avaricia extrema

bañó de sangre un continente

para tomar por asalto

el fabuloso oro de los Incas.

(*) Foro Internacional por una Literatura y una Cultura de Paz

Dr. Lit. Víctor Nolberto Unyén Velezmoro

Palmas Magisteriales Grado de Maestro  (ME.2010)

Personalidad Meritoria de la Cultura Peruana (MC.2015)

Patrimonio Cultural Vivo de Ancash (INC.2008)

Medalla del Centenario y Personaje del Siglo de Chimbote (MPS.2006)

Miembro de Honor de la Casa del Poeta Peruano (1994)

Director de IFLAC en Perú  (2014)

Delegado Honorario y Embajador de la Paz de IFLAC en Perú.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s