La Represión Policial No Resuelve la Criminalidad en América Latina

Foto: AFP

Escrito por: Dr. Nelson Díaz Pomar. (Ex-Procurador General de la República del Perú)

La mayoría de países latinoamericanos está afrontado un incremento desorbitado de la criminalidad, que escapa a todas las medidas represivas que se vienen implantando. Un ejemplo es el Salvador, el país más pequeño de América y ya no tienen suficientes cementerios para enterrar a las decenas de muertos que aparecen a diario en las calles producto del alto índice de criminalidad que involucra a civiles inocentes, pandilleros y criminales comunes. Según el departamento de Medicina Legal de ese país, el año 2014 hubo 1,429 homicidios más que 2013, “y en los primeros días de 2015, se ha disparado aún más el número de muertes violentas, entre ellas las de miembros de la corporación policial y de la Fuerza Armada”, según el diario digital La Prensa Gráfica del Salvador.

Los hogares disfuncionales, abandono de los niños, falta de educación, moralidad y oportunidades de trabajo son elementos claves  que unidos a la miseria, drogas, licor y prostitución constituyen un caldo de cultivo para el desarrollo y fortalecimiento de la criminalidad.

En la mayoría de nuestros países existen millones de niños y jóvenes llamados “Ninis”, porque NI estudian NI trabajan. Estos personajes amantes de la vagancia y el vicio son las potenciales lacras de la ciudad que se dedican a extorsionar, lesionar, robar y asesinar en bandas organizadas o solas atemorizados a los ciudadanos ante la indiferencia de los gobernantes, que no toman medidas acertadas de Prevención y Reeducación.

El Salvador y en otros países latinoamericanos

La sola represión no resuelve el problema de criminalidad en El Salvador y en otros países latinoamericanos porque primero deben resolverse los conflictos internos de su sociedad como son las deficiencias en la educación, y los graves asuntos económicos, políticos y sociales imperantes en cada país.

La educación es fundamental para la prevención del delito y para la rehabilitación de los delincuentes, ya que modela la personalidad de los niños y de los jóvenes, transmite los valores éticos y morales, las tradiciones, la historia y la cultura de los pueblos.

Es muy lamentable que en la mayoría de países de América Latina tengamos los peores sistemas educativos del mundo: deficientes, obsoletos con profesores pesimamente preparados y mal pagados, además de escuelas inseguras sin material didáctico y tecnológico adecuados a la modernidad.

Esta situación es más vergonzosa en un país latinoamericano, -que prefiero no mencionar su nombre- que en un examen de ingreso a la Carrera Magisterial, todos los postulantes fueron desaprobados.

Mientras esta lamentable situación no sea superada la delincuencia juvenil seguirá aumentando considerablemente hasta que sea imposible controlarla.

Policías de barrio y comités de vigilancia

Nos permitimos sugerir algunas recomendaciones para evitar que se cometan delitos, mediante el establecimiento de la Policías de Barrio y la creación de comités de ciudadanos de “vigilancia del crimen” para que cooperen con la policía informándoles sobre el comportamiento sospechoso de algunas personas especialmente de jóvenes que no estudian ni trabajan y que se dedican a la vagancia y a otros vicios (drogadicción y alcoholismo) para que el policía los interrogue  y después de calificarlos sean enviados e internados en” Centros de Rehabilitación”.

El Policía del Barrio, es un verdadero protector de la comunidad, vigilante permanente y  también presta auxilio en caso de accidentes, incendios, y de enfermedades graves, llama a la ambulancia o a los bomberos en su caso, detiene a sospechosos y prepara reportes y denuncias.

Centros de Rehabilitación

Recomiendo la creación de “Centros de Rehabilitación” donde se internarían, por un tiempo mínimo de un año, a todos los jóvenes que hayan cometido falta o delitos o que estén en estado de abandono moral y/o son vagos, a. En estos centros serán sometidos a una severa disciplina, y se les inculcaran las bases de la moralidad, de la convivencia social honrada y el respeto a las personas y a su integridad personal. Adicionalmente practicaran y aprenderán deportes,  música y  lectura; complementando con estudios de Cursos Técnicos, para que cuando egresen puedan conseguir buenos empleos que les permitirán una vida digna y provechosa. Estos sistemas han tenido gran éxitos en los EE.UU y en Europa, donde más del 92% de los egresados de esos centros no han vuelto a delinquir.

Lo más importante para que estas sugerencias funciones, es que se debe destinar un presupuesto de ayuda social en los gobiernos legítimos y honestos como prioridad.

Si desea mayores informaciones sobre el tema por favor solicitármelo a : latinoam@bellsouth.net

Ver: http://www.ellatinoamaricano.org

(786) 277- 0961

Miami, Florida, USA

Dr. Nelson Díaz Pomar

Abogado Internacional

Ex- Procurador General de la Republica del Perú

Ex- Fiscal Superior del Consejo Supremo de Justicia Militar

Ex- Fiscal de la Corte Superior de Lima

Ex- Fiscal del Consejo Nacional Contra el Acaparamiento, el Agio y la Usura

Ex-juez, Profesor Universitario.- Presidente del International Lawyers Network.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s