América Latina Requiere Industrializarse

Foto: cortesia MEF-Peru

Por el Dr. Nelson Díaz Pomar,

No hay otra forma para salir del sub-desarrollo

Tenemos el ejemplo de  la empresa norteamericana  Apple, que obtuvo el año pasado una utilidad de más de  187 mil millones de dólares, suma que es varias veces superior a los presupuestos de la mayoría de los países de América Latina, que tienen a su cargo varios millones de habitantes.

La gran mayoría de países de América Latina se encuentran en vías de desarrollo  a pesar de contar con enormes y diversas riquezas naturales. Lo que sucede es que carecen de estudios serios y de una planificación técnica moderna para lograr un desarrollo Industrial integral, y de  sistemas atractivos de incentivos tributarios para atraer inversiones nacionales y extranjeras en los sectores más importantes de la producción. La alta tecnología, la  fabricación de diversos productos de consumo masivo, el desarrollo de la agro-Industria y metal-mecánica; así mismo la tecnificación, modernización, e industrialización de la pesquería, y el desarrollo del turismo se lograra si se generaran muchos trabajos bien remunerados incrementando la riqueza y bienestar de la población. De esta manera se fortalecería la economía de los países más pobres y se podría modernizar sus sistemas educativos, sanitarios, y de seguridad ciudadana.

Mil toneladas de minerales o de productos agrícolas valen mucho menos que un producto tecnológico  o  industrializado

Los países que solo exportan productos naturales o materias primas en general, así como productos agrícolas no salen de la pobreza, porque tienen poco valor. Mientras que los países desarrollados  que  se han industrializado obtienen un alto rendimiento económico, que les permite pagar altos salarios  y contribuir al desarrollo del país.

Tenemos el ejemplo de  la empresa norteamericana  Apple, que obtuvo el año pasado una utilidad de más de  187 mil millones de dólares, suma que es varias veces superior a los presupuestos de la mayoría de los países de América Latina, que tienen a su cargo varios millones de habitantes.

Los países del Este Asiático, entre los que destacan Corea del Sur y Vietnam son los mejores modelos a imitar, ya que  hacen menos de cinco décadas  estaban en  un lamentable estado de sub-desarrollo, con una población en la mayor pobreza, desocupación y criminalidad. Hoy gracias a la industrialización, no obstante  que importan materias  primas, han alcanzado un gran desarrollo, y gozan de  altos  estándar de vida y de gran progreso. La pobreza y la criminalidad  han descendido dramáticamente.

Carencia de liderazgo e incompetencia de los gobernantes

Por falta de liderazgo, de visión  y por la  incompetencia de los gobernantes la mayoría de países sub-desarrollados continúan con varios siglos de atraso en relación al desarrollo alcanzado por los países altamente industrializados del mundo. En nuestros países se sigue planificando  el desarrollo de la industria en forma manual  o artesanal como si estuviéramos  en el  siglo 18.

El gran desarrollo industrial y tecnológico de los Estados Unidos de América y de los principales países de Europa y Asia, no han influido ni mínimamente en nuestros países. Se nos paso la Gran Revolución Industrial, la era  de la  maquina a vapor, luego  la del  petróleo, la electricidad y de la energía nuclear. También nos sobrepaso  la era  de la  gran tecnología cibernética, la computación, las telecomunicaciones, la era espacial, la satelital, la era de la robótica, y ahora la era de la  Nanotecnología. Nos quedamos rezagados.

Continuamos vergonzosamente en el sub-desarrollo

El mundo está  avanzando y progresando rápidamente en este siglo 21 y seguimos  vergonzosamente considerados países sub-desarrollados,  donde todavía no avanzamos hacia la modernidad para superar el estancamiento económico e industrial que mantiene a la mayoría de nuestra población en la pobreza. Carecemos de eficientes y económicas infraestructuras  para el transporte masivos de pasajeros y carga de rápido desplazamiento como son los llamados trenes bala. También carecemos de un desarrollo tecnológico en los sistemas de higiene, salud, seguridad y una  educación pública con escuelas y universidades modernas, eficientes, y  bien equipadas con profesores con buenos salarios y capacitados.

Se hace imperioso un cambio en el rumbo de nuestra historia, si seguimos haciendo lo mismo, los resultados serán  iguales, Hay que iniciar la gran transformación educativa, social, política  y económica inspirándonos en sistemas científicos y tecnológicos de este siglo 21.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s