Así Maduro hackea las comunicaciones a la oposición en Venezuela

La “política hacker” en Venezuela es cosa de todos los días. Se trata de una tecnología impuesta por la dictadura de Hugo Chávez para rastrear los teléfonos móviles de los disidentes y que su discípulo Nicolás Maduro lo usa a la perfección para identificar a las personas que trabajan en la oposición y así poder detenerlos y hacerles la vida imposible,

Esta tecnología pertenece a la empresa israelí Cellebrite que vendió su plataforma para piratería informática al régimen de Maduro en el año 2013. Se trata el sistema llamado UFED Touch Ultimate, que al no estar clasificado como herramienta de uso militar en Israel no se ve afectada por las sanciones impuestas por Estados Unidos a la dictadura venezolana permitiéndose entonces su venta legal.  Y se sabe que desde fines del año pasado, Maduro quiere comprar la versión más avanzada, el UFED Touch 2.

De tal manera que la oposición venezolana estaría a merced de esta tecnología que cuenta con un hardware y software que permite extraer información de los dispositivos portátiles, inclusive si los datos se han cifrado, eliminado o cargado a la nube. Actualmente hay varias acusaciones de activistas de derechos humanos contra Cellebrite por vender sus sistemas al régimen chino que también reprime a los manifestantes y disidentes.

El fundador de la política hacker fue Hugo Chávez, quien al llegar a la Presidencia rediseñó el Estado para que la Fuerza Armada no responda a las élites, sino a los fines populares del Estado convirtiendo su proyecto político en una vía de hacer política contra la libertad de la oposición y también con el Ejecutivo. Por eso que Chávez nunca fue derrotado en las urnas por el hackeo político que se extendió además fuera del país permitiéndole avanzar en su política de integración regional y mundial.

Por eso que hoy sistema de espionaje cibernético que usa el régimen de Maduro es para vigilar metódicamente a la prensa y oposición contratando hackers que cuentan con modernas herramientas para interceptar comunicaciones que sostiene la disidencia a través de teléfonos inteligentes y computadoras, que incluye mensajes de textos, correos electrónicos y diálogo por Skype. Se trata del sistema FinFisher diseñado para combatir el terrorismo y que hoy lo usa Maduro para controlar a la oposición el cual puede ser instalado fácilmente en los dispositivos sin que el usuario se dé cuenta.

Por eso que los espías del régimen de Maduro cuentan con equipos tecnológicos de última generación nivel que les permite vigilar a los venezolanos en sitios públicos como parques, restaurantes, zonas fronterizas e incluso dentro de las misma Fuerza Armada. El objetivo es localizar posibles conspiraciones, extraer información de los opositores al mandatario.

Fuente:

primerinforme.com

mundo.sputniknews.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *