Los Sueños no sólo Sueños Son

La gente que me rodea cree que tengo un don especial para interpretar los sueños, y es que hasta ahora me he acercado mucho a las verdades y represiones que guardan como un sello irrompible que se llama represión en algunos casos, y que salen a la luz mientras duermen.

Me gusta poner mucha atención a las personas que me cuentas sus sueños o pesadillas –que nos es lo mismo- porque tenemos sueños agradables, pero en la otra situación, no llenan de espanto y zozobra.

Para mí, los sueños son una película incompleta que no quiero dejar de ver. Los sueños son cortos y algunos casos largos o repetitivos. También están las pesadillas que se ubican en el peor lugar de nuestro subconsciente. Las personas que las padecen creen que algo no está bien en su mal mundo real.

Algo que no se deba ignorar, en mi humilde opinión.

Lo único que puedo decir a mi favor es que no soy un ser especial, nadie lo puede ser así te convenzan de lo contrario, y te cobren por una mentira que revele el significado de tus sueños.

Me gusta escuchar los sueños de los demás –incluyendo el mío- para tratar de descifrarlos. La sensibilidad de mis sentidos me permite darle un significado aproximado a lo que las persona ven en sus sueños dejándoles un sabor inquietante en su estado consiente.

Los sueños tienen un mensaje especial para cada uno, y nunca es igual para nadie. Los que son repetitivos es mi “especialidad” por su alta carga emocional, espiritual y mental que tienen a comparación a los sueños rutinarios o “dulces otros”, pues hay más probabilidad de creer que algo realmente sucede en nuestras vidas y que tenemos que desenmarañarnos.

A continuación, les cuento un caso de sueño repetitivo que me llamó la atención. No voy a decir nombres, y cada mes tratare de contarles una historia que puede parecerse a la de usted.

Caso 1

Una amiga de 36 años me contó que desde hace años sueña que está en la casa abandonada de sus padres en donde se crio, de pie con la mirada perdida en sus pensamientos lastimosos. Detrás de ella está la imagen de su ex amante cuya presencia es fuerte que podía sentirlo en todo su cuerpo. Era como un fantasma que sólo la observaba con la misma nostalgia que mi amiga, pero nunca volteaban a verse o hablase.

Aquí va mi interpretación:

La casa abandonada es ella misma. Y el hecho de conocer a su ex amante mientras vivía ahí hace que venga a su memoria y lo recuerde con tristeza después de 10 años de separación, en donde ella lo abandonó para irse a otro país. La tristeza que siente es la nostalgia reprimida de un pasado tormentoso en donde la relación de ellos era obsesiva más que de amor, y en la que nunca hubo un cierre y quedó pendiente la despedida.

Tiempo después, la volví a encontrar y le conto su sueño, y él le dijo que había recibido su mensaje antes de que ella se lo diga porque él tampoco la podía olvidar.

Nos vemos…..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *